Inicio » Salud » Resistencia a la insulina: 10 síntomas a tener en cuenta

Resistencia a la insulina: 10 síntomas a tener en cuenta

La insulina es una parte importante para el funcionamiento del cuerpo, pero algunas personas tienen una resistencia generada en la (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
La resistencia a la insulina es un padecimiento que incluye afecciones como la obesidad, la presión arterial elevada y la diabetes tipo 2 que afecta a más de 70 millones de personas en Estados Unidos. De acuerdo con las estadísticas, más del 40% de adultos mayores de 50 años se encuentran en riesgo de sufrir resistencia a la insulina, por lo que es necesario conocer los síntomas de esta enfermedad para poder acceder a un tratamiento temprano que evite complicaciones graves en la salud de las personas: ¡Conócelos aquí!

Hormigueo en extremidades

Es común que los pacientes que sufren de resistencia a la insulina desarrollen una neuropatía periférica; esto podría deberse, en parte, a que los elevados niveles de azúcar en el organismo fomenten la mala circulación de la sangre. En consecuencia, los pacientes con este síntoma de la resistencia a la insulina suelen indicar dolor en extremidades, cosquilleo e incluso sensación de entumecimiento en las manos y en los pies.

Colesterol elevado es un síntoma

Shutterstock

La resistencia a la insulina ha sido asociada con un aumento significativo en los niveles de colesterol, lo que se considera un riesgo latente para el paciente, toda vez que este se enfrenta a la posibilidad de sufrir enfermedades coronarias que pongan en riesgo su vida. El aumento en los niveles de colesterol ocurre cuando las células no pueden responder de manera adecuada a la hormona de la insulina, afectando marcadores como la lipoproteína de alta y baja densidad, así como los triglicéridos.

Hambre extrema

Los pacientes que padecen de resistencia a la insulina enfrentan un síntoma que se presenta como un riesgo añadido: el exceso de hambre producido por un significativo aumento en la producción de esta hormona. Cuando el organismo produce en exceso la hormona de la insulina, el ser humano se ve afectado de diferentes maneras, y una de ella es la de experimentar una sensación de hambre que, en consecuencia, puede derivar en un aumento de peso.

Infecciones recurrentes podría ser un síntoma

Médico explicando síntoma a paciente
Shutterstock

En muchos casos, la resistencia a la insulina no es detectada de manera temprana; así, es común que algunos pacientes sufran de síntomas como infecciones recurrentes sin que estas estén asociadas a una enfermedad en particular. Estas infecciones, en su mayoría, ocurren como resultado de la hiperglucemia; con este tipo de antecedentes, se recomienda a los pacientes realizarse una prueba para detectar la presencia de resistencia a la insulina.

Cansancio

Otra de los peligros asociados con la detección tardía de la resistencia a la insulina es que los pacientes enfrentan síntomas que pueden ser pasados por alto, como la sensación de fatiga extrema. Por lo general, cuando hay resistencia a la insulina, el paciente pasará por periodos de fatiga, especialmente después de ingerir alimentos ricos en calorías y carbohidratos, como el pan y la pasta.

Micción frecuente

Shutterstock

Se sabe que la micción frecuente es una señal de la presencia de diabetes; sin embargo, también lo es de la resistencia a la insulina debido a la presencia de altos niveles de glucosa en la sangre. La micción frecuente se debe a varios factores como: el exceso de sed producido por los altos niveles de azúcar en la sangre, la poliuria (o aumento en el número de micciones) y a una mayor producción de la orina.

Aumento en la circunferencia de la cintura

La resistencia a la insulina, así como los síntomas relacionados con ella, como el exceso de hambre y el cansancio, tienen como resultado (entre otras cosas) un aumento en la masa corporal que, en el caso de esta afección en particular, se acumula principalmente en la cintura. Este síntoma puede detectarse cuando la circunferencia de la cintura en los hombres excede los 94 cm, y la de las mujeres es mayor a 80 cm; el exceso de grasa corporal aumenta la probabilidad de padecer enfermedades como la diabetes tipo 2 e hipertensión.

Altos niveles de glucosa pueden indicar resistencia a la insulina

Shutterstock

Cuando una gran cantidad de azúcar entra al organismo, el páncreas se enfrenta al reto de producir una mayor cantidad de insulina para convertir la glucosa en células, proceso que permite el equilibrio del organismo y fomenta su funcionamiento adecuado. Por este motivo, los análisis sanguíneos regulares ayudan a determinar la presencia de resistencia a la insulina, que se da cuando el nivel de glucosa es de entre 140 mg/dl y 199 mg/d.

La acantosis nigricans es un síntoma en la piel

La acantosis nigricans es un síntoma que se presenta en la piel de los pacientes con resistencia a la insulina; es, quizá, una de las señales más visibles de que el paciente se encuentra en riesgo de enfrentar complicaciones de salud derivadas de esta afección. Las personas que presentan acantosis nigricans sufren de un oscurecimiento y engrosamiento de la piel, el cual puede ser reversible con el tratamiento adecuado, que incluye la pérdida del exceso de peso asociado con la resistencia a la insulina.

Papilomas cutáneos 

Médico agarrando mano de paciente con resistencia a la insulina
Shutterstock

Además de la acantosis nigricans, los papilomas cutáneos suelen ser un síntoma de la resistencia a la insulina; estos se presentan en cuello, brazos, axilas, ingles e incluso en los párpados de los pacientes. Es importante no confundir a los papilomas cutáneos con verrugas, ya que estos pueden ser una señal de que el paciente sufrirá de complicaciones relacionadas con la excesiva producción de insulina.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado