Inicio » Tienes que saber » ¿Indocumentados pueden comprar una casa?

¿Indocumentados pueden comprar una casa?

Si te preguntas si los indocumentados pueden comprar casa, te hemos recopilado datos que te darán orientación para que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • En la última década, los inmigrantes representaron al 32.2% del total de propietarios de casas
  • La mayoría de los inmigrantes tarda aproximadamente diez años en dar el paso de comprar su primera casa
  • Conoce cómo pueden hacer los inmigrantes indocumentados para convertirse en propietarios de una casa

¿Puede un indocumentado comprar una casa? ¡La respuesta es sí! En Estados Unidos, al menos el 65% de la población total es propietaria de una casa, mientras que el resto vive en casas o departamentos rentados. Del total de propietarios de casas, al menos el 32.2% es inmigrante, ya sea residente permanente o indocumentado.

Hasta 2014, se había registrado un total aproximado de 3.4 millones de inmigrantes indocumentados dueños de una propiedad en Estados Unidos, esto quiere decir que al menos el 31% de la población inmigrante en el país ha podido comprar una propiedad. Conoce todos los detalles que harán posible que una persona indocumentada compre una casa en Estados Unidos:

¿Es posible que un inmigrante compre una casa?

Mano colocando una casa de madera en medio de otras
Shutterstock

En términos generales, sí es posible que un inmigrante compre una casa en Estados Unidos, ya que, hasta hoy, no existe una ley que impida a los indocumentados pueden comprar casa en territorio estadounidense, y aunque podría resultar un poco más tardado el proceso de adquirir una propiedad sin la documentación que usualmente es requerida, esto no significa que sea imposible.

Esta derrama económica representa un beneficio no sólo para la persona que invertirá en una propiedad, sino también para el estado, pues la compra de una casa implica el pago de impuestos: según las cifras del Institute on Taxation and Economic Policy, los inmigrantes que son dueños de casas pagaron cerca de 3.6 mil millones de dólares en impuestos sobre la propiedad.

Importancia del ITIN

Una casa diminuta siendo vista por una lupa
Shutterstock

Hay dos formas principales en las que los inmigrante indocumentado puede adquirir una casa en Estados Unidos; la primera, es contar con el efectivo suficiente para cubrir tanto el monto de la casa como los gastos asociados al cierre de la transacción y al pago de los impuestos correspondientes.

Otra forma es solicitar una hipoteca ITIN, que se consigue tramitando el número ITIN, o Número de Identificación Personal de Contribuyente; este es una alternativa al número de seguro social, un documento indispensable para realizar trámites como solicitudes de préstamos o hipotecas en instituciones bancarias. Con este número, los indocumentados pueden comprar casa pues será posible abrir cuentas bancarias y, lo más importante, solicitar una hipoteca.

Solicitar una hipoteca con el número ITIN

Shutterstock

Muchos inmigrantes indocumentados pasan por alto esta opción, ya que no es una de las más conocidas; sin embargo, si cuentan con un trabajo estable y su ingreso económico se los permite, es factible que muchos de ellos consigan un préstamo para la vivienda y paguen una cantidad fija mes con mes hasta saldar la cantidad total.

Una desventaja es que, si por algún motivo se detuvieran los pagos de la hipoteca, el prestamista podría tomar posesión de la propiedad. Además, con la hipoteca ITIN se requiere de un enganche del 20% sobre el valor total de la propiedad, y los pagos mensuales serán fijos a un plazo de 30 años. Otra de sus desventajas es su alta tasa de interés, que es casi el doble a la que ofrecen las instituciones bancarias.

Continua artículo relacionado