Inicio » Hoy » Crimen » Hispano buscado tras presunto homicidio en Gwinnett

Hispano buscado tras presunto homicidio en Gwinnett

Un hispano es buscado por la policía del condado de Gwinnett, en Georgia, tras el presunto homicidio de un hombre de 70 años.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
hispano homicidio Gwinnett Georgia
  • Un hispano es buscado por la policía del condado de Gwinnett, en Georgia, tras el presunto homicidio de un hombre de 70 años.
  • El homicidio se produjo el pasado 24 de mayo alrededor de las 8:20 de la noche en la ciudad de Norcross, dijeron las autoridades
  • Según la policía de Gwinnett, este delito se relaciona a actos de gangas o pandillaje, aseguran en un comunicado a los medios

Un hombre de orgen hispano es buscado por la policía de Gwinnett, en Georgia, tras el presunto homicidio de un señor de 70 años en la ciudad de Norcross, según reportó el Departamento de Policía del condado.

Se trata de José Aldo Sánchez-Vázquez, cuya nacionalidad aún no ha sido divulgada por el departamento policial, quien la noche del pasado domingo 24 de mayo comenzó a disparar ultimando a Richard St. John, quien se encontraba junto a su familia afuera de su casa.

La víctima fue trasladada al hospital luego de que la policía llegara a la escena del crimen y encontrara a John bañado de sangre tirado en el suelo. Minutos más tarde murió por las heridas producidas por el impacto de balas.

De acuerdo al reporte policial, publicado en la cuenta oficial del Departamento de Policía del condado de Gwinnett, el homicidio de Richard St. John puede ser relacionado a un acto de gangas o pandillaje ya que desconocen los motivos que llevaron al homicida a realizar este crimen.


“El Departamento de Policía del condado de Gwinnett ha obtenido órdenes de arresto contra José Aldo Sánchez-Vázquez por el asesinato de Richard St. John. Esas órdenes incluyen la posesión de un arma de fuego durante la comisión de un delito grave, asalto agravado y asesinato grave”, cita el comunicado del departamento policial.

Sin embargo, según reportó un medio de Atlanta, la familia del fenecido dijeron que este había estado tratando con alguien para rotular la cerca de su casa y su vehículo pero que desconocen si esta persona podría estar involucrada con el tiroteo que le arrebató la vida a su pariente.

Hasta el momento José Aldo Sánchez-Vázquez se encuentra prófugo de la justicia. La policía de Gwinnett solicita la colaboración de cualquier ciudadano que pueda ofrecer información valiosa para dar con el paradero de Sánchez-Vázquez.

“Si alguien tiene información para compartir sobre este caso, comuníquese al GCPD al 770-513-5300. Para permanecer en el anonimato, deben comunicarse con Atlanta Crime Stoppers al 404-577-8477 o visitar www.stopcrimeATL.com “, indica también el comunicado.

El homicidio de Richard St. John se registró en Brittney War, cerca de Phil Niekro Parkway en la ciudad de Norcross, luego de una llamada al servicio de emergencia 911 informando que un hombre había recibido un disparo.

Gracias a las pesquisas realizadas por los investigadores del departamento policía en la recolección de evidencias e información ofrecida por los testigos del hecho, la policía pudo identificar al sospechoso.

Cualquier persona que pueda ofrecer información valiosa para contribuir con el arresto de Sánchez-Vázquez, podrá recibir una recompensa en efectivo, de acuerdo con el comunicado de la fuerza policial.

Crónica: Hispano ataca a policía con su crucifijo de oro

Justo cuando se viven momentos de mucha tensión en Estados Unidos por los abusos de poder que cometen ciertos representantes de la ley en contra de miembros de las minorías, acaba de suceder en Georgia un incidente muy inusual.

Este raro suceso involucra a un hispano, pero no necesariamente como víctima, sino que, todo lo contrario: se supone que es el victimario.

Se trata de Sebastián Marcos Bautista, de 31 años, quien enfrenta una serie de cargos graves que podrían hacer que permanezca durante mucho tiempo tras las rejas.

Bautista fue arrestado por la policía de la ciudad de Gainesville acusado de agresión agravada y obstrucción a la justicia.

De acuerdo con el reporte de las autoridades locales, el hombre en un ataque de furia se quitó su enorme crucifijo de oro que lucía en su pecho y golpeó con este la cabeza de un oficial.

Este extraño acontecimiento ocurrió la mañana del lunes 1 de junio cuando un par de uniformados atendieron a una llamada de emergencia.

Y es que todo indica que Bautista portaba un palo en sus manos y entró a un edificio donde había varias personas que, asustadas, llamaron al 911.

Sebastián Bautista (Alguacil de Hall)

Los agentes solo pretendían asegurarse de que el sospechoso no fuera a tener un comportamiento peligroso o planes de agredir a alguien, así que al llegar le pidieron amablemente que tirara lejos el garrote.

La cabo Jessica Van explicó a MundoHispánico que cuando uno de sus colegas pretendía esposarlo y no necesariamente para arrestarlo, sino solo para interrogarlo, este terminó agrediéndolo.

Al parecer se quitó su crucifijo y lo incrustó en la cabeza al uniformado causándole una herida profunda y sangrado, por lo que tuvo que ser hospitalizado de emergencia.

Entonces los compañeros del policía herido no dudaron en someter y aprehender al sujeto por la fuerza, que ahora encara un tremendo lío legal.

Afortunadamente ya el oficial fue dado de alta y está de regreso en su puesto de trabajo.

Cuando Bautista ingresó a la cárcel del condado de Hall en calidad de detenido, fue abordado por los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

Los funcionarios federales no tardaron mucho en darse cuenta de que se encontraba fuera de estatus en el país, por lo que de inmediato lo pusieron en proceso de deportación.

Por consiguiente, cuando el proceso legal de Bautista concluya en los tribunales, lo que podría tardar varios meses o hasta años, es casi seguro que será deportado, pues con semejante récord penal, dudo mucho que un juez de inmigración le permita quedarse.

La verdad me cuesta entender la actitud de muchos miembros de mi comunidad. Se supone que venimos acá a superarnos, a buscar una mejor vida, no a meternos en problemas, pero pues cada cabeza es un mundo.

Las autoridades no me han dicho nada aún sobre si el sospechoso se encontraba bajo la influencia de algo, porque la verdad es poco usual que los hispanos atentemos contra un representante del orden.

Ojalá que todo se aclare pronto. Gracias por leer mi crónica de hoy. Hasta la próxima.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado