Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Profe Claudio Nieto: Qué se puede hacer para eliminar la grasa abdominal

La grasa abdominal suele ser una de las cosas que a la gente no le gusta tener, por eso aquí te ofrecemos unas alternativas para eliminarla.
2023-10-27T14:53:14+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock, Grasa abdominal
  • Profe Claudio Nieto te dice qué se podría hacer para eliminar la grasa abdominal.
  • No solo se trata de activarse, sino también de alimentarse.
  • Te ofrece algunos consejos para un mejor resultado en esto.

En nuestra búsqueda constante por mantenernos en forma y alcanzar nuestros objetivos de pérdida de peso, a menudo nos encontramos con un desafío común: la grasa rebelde que se niega a desaparecer.

Ya sea en el pectoral, el abdomen bajo o los glúteos, esta grasa puede resultar frustrante de eliminar.

En este post, exploraremos los consejos y trucos tanto en nutrición como en entrenamiento que pueden ayudarte a deshacerte de esa grasa obstinada.

¿Por qué es tan difícil eliminarla? A menudo, nos preguntamos por qué a pesar de reducir significativamente el porcentaje de grasa corporal, no logramos marcar nuestros abdominales o eliminar esos últimos kilitos de grasa rebelde.

La grasa abdominal

Barriga, Grasa Abdominal, Hombre, MundoNow, Podcast
Shutterstock

La respuesta radica en la complejidad de nuestro cuerpo y su respuesta a diversos factores.

Para comprender mejor cómo eliminar esta grasa obstinada, primero debemos entender los tres pasos clave involucrados: movilización, transporte y oxidación.

Movilización de la grasa rebelde: El primer paso para eliminar la grasa rebelde es movilizarla desde donde se almacena hacia el torrente sanguíneo.

Esto implica descomponer los triglicéridos en ácidos grasos y glicerol. La enzima HSN, conocida como lipasa sensible a hormonas, desempeña un papel crucial en este proceso.

Consejos

Hombre comiendo, Plato de comida, Cocina, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Reducir la insulina y aumentar la adrenalina y noradrenalina son esenciales para movilizar esta grasa.

Cómo bajar la insulina: Evita consumir en exceso aminoácidos y carbohidratos con una alta carga glucémica, ya que esto eleva la insulina en el cuerpo.

Mantén períodos de tres a cuatro horas entre las comidas para que la insulina esté en niveles bajos antes de entrenar.

Aumentar las catecolaminas: Las catecolaminas, como la adrenalina y la noradrenalina, se liberan en respuesta al estrés.

Desplazar la grasa rebelde

Mujer, Manos con polvo, Ayuda, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Entrenamientos de alta intensidad, como el CrossFit, son ideales para estimular la liberación de estas hormonas.

Transporte de la grasa rebelde: Una vez que la grasa se ha movilizado en el torrente sanguíneo, su transporte hacia los órganos que la necesitan es relativamente sencillo.

El cardio tradicional de media a baja intensidad, que es de mayor duración, es eficaz para transportar ácidos grasos a las mitocondrias.

Oxidación de la grasa rebelde: La etapa final es la oxidación de la grasa en las mitocondrias, donde se quema como combustible.

Ejemplo de entrenamiento

Pesa, Caja, Cuerda, MundoNow, Podcast
Shutterstock

La disponibilidad de glucógeno en el cuerpo puede afectar este proceso. Si los depósitos de glucosa en los músculos y el hígado están llenos, se utilizará una mezcla de grasa y glucosa como fuente de energía.

Ejemplo de entrenamiento para eliminar la grasa rebelde:

Ayuno de tres a cuatro horas antes del entrenamiento. Reduce la ingesta de carbohidratos durante al menos dos días previos al entrenamiento.

Comienza con un entrenamiento de alta intensidad para movilizar los ácidos grasos.

Pasos finales

Caminadora, Persona trotando, Ejercicio, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Luego, realiza un entrenamiento cardiovascular de media o baja intensidad durante 45 minutos o más para transportar ácidos grasos a las mitocondrias.

Evita el consumo de glucosa durante el entrenamiento, pero asegúrate de mantenerte hidratado con agua y electrolitos.

Eliminar la grasa rebelde puede ser un desafío, pero comprendiendo los procesos de movilización, transporte y oxidación, puedes optimizar tu enfoque nutricional y de entrenamiento para lograr tus objetivos.

Recuerda que este tipo de entrenamiento no es para todos y debe realizarse con precaución. Profe Claudio Nieto espera que te hayan agradado estos consejos y se despide de ti por el momento. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas: , ,
Artículo relacionado
Regresar al Inicio