Inicio » Salud » ¿Qué es el estiramiento facial líquido? 10 cosas que necesitas saber de los estiramientos faciales no quirúrgicos

¿Qué es el estiramiento facial líquido? 10 cosas que necesitas saber de los estiramientos faciales no quirúrgicos

Un estiramiento facial puede sonar como una idea interesante para ciertas personas que quieren quitarse unos años de encima, pero no (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
En los últimos años, el número de personas que se someten a procedimientos estéticos no quirúrgicos ha aumentado de manera considerable; tan solo en 2020, fueron 5 millones de pacientes los que optaron por tratamientos cosméticos fuera de los quirófanos. Entre estos tratamientos destaca el estiramiento facial líquido, una opción no invasiva que suele recomendarse a pacientes que desean renovar su apariencia física cuando la piel ha perdido su elasticidad: ¡Conoce 10 cosas que no sabías acerca de los estiramientos faciales líquidos!

¿En qué consiste?

Un estiramiento facial líquido es un tratamiento cosmético no quirúrgico en el que el cirujano inyecta rellenos dérmicos en la piel, con el objetivo de reducir de manera considerable las arrugas y el exceso de piel. En esta opción, el paciente deberá realizar varias visitas al consultorio médico, ya que recibirá un número determinado de inyecciones (entre tres y cuatro) durante un periodo establecido para conseguir los efectos deseados.

¿Cuál es su precio del estiramiento facial?

Mujer con dibujos digitales antes de un tratamiento facial
Shutterstock

Una de las principales ventajas del estiramiento facial líquido con respecto al estiramiento quirúrgico es el costo y el alcance de resultados con el mínimo grado de dolor posible. El costo promedio de este procedimiento en Estados Unidos es de aproximadamente $3.000 dólares, mientras que un estiramiento quirúrgico puede llegar a costar hasta $8.000 dólares.

¿Cuáles son los riesgos?

A diferencia de un estiramiento quirúrgico, que requiere de anestesia general, el levantamiento facial líquido presenta riesgos mínimos que se manifiestan, principalmente, en las zonas donde se realizan las inyecciones. Quizá el riesgo principal al que se enfrentan los pacientes que consideran esta opción es desestimar la importancia de acudir con un especialista certificado y con licencia para realizar este tratamiento, lo que podría poner en grave riesgo no solo la apariencia física del paciente, sino también su salud.

¿Quién los practica?

Shutterstock

Es muy importante acudir con un especialista certificado por el consejo de especialistas en dermatología, cirugía plástica y oftalmología que cuente con experiencia previa en la inyección de rellenos faciales. Aunque en teoría se trata de una opción que no presenta mayores riesgos, se requiere de una consulta previa y un seguimiento para garantizar que el paciente no rechace los rellenos faciales y consiga la apariencia física deseada.

¿Son dolorosos?

El estiramiento facial líquido podría resultar incómodo para algunos pacientes; sin embargo, se trata de una opción significativamente menos dolorosa que un estiramiento quirúrgico. Antes de aplicar las inyecciones, el médico aplicará una anestesia local para entumecer el área donde se realizará el levantamiento facial; así, inyectará en la piel causando tan solo una molestia pasajera.

¿Son para todos?

Shutterstock

El estiramiento facial líquido se practica comúnmente en pacientes de entre 30 y 40 años, ya que son los candidatos ideales para obtener los mayores beneficios a largo plazo. Esto se debe a que este tratamiento funciona mejor en personas con señales leves de envejecimiento, que presentan líneas de expresión poco visibles o que no tienen un exceso de piel.

Efectos secundarios del estiramiento facial

En términos generales, este tratamiento cosmético, al ser no invasivo, presenta menores riesgos para el paciente, aunque es posible que este presente algunas molestias o efectos posteriores. Entre estos se encuentran: moretones en el área de la inyección, inflamación de la piel, enrojecimiento y sensación de molestia; sin embargo, estas desaparecen por sí solas en pocos días.

Duración del tratamiento facial

Mujer después de algún tipo de facial
Shutterstock

Otra de las ventajas del levantamiento facial es que sus efectos tienen una duración estimada de hasta 8 meses; después de este tiempo, el médico evaluará las necesidades del paciente para recomendar otro tratamiento. Además, la duración también puede variar de acuerdo al gusto del paciente, pues es totalmente reversible; es decir, si no está conforme con los resultados, el médico puede inyectar una sustancia para eliminar el ácido hialurónico y revertir sus efectos.

Cuidados posteriores

Un levantamiento facial líquido no suele interferir con las actividades cotidianas de los pacientes, quienes pueden regresar a vida habitual tomando cuidados mínimos para evitar golpes o lesiones en el área inyectada. Por este motivo, los especialistas recomiendan suspender por al menos 24 horas toda actividad física moderada o vigorosa, pues el aumento de la frecuencia cardiaca presenta un mayor riesgo de inflamación o enrojecimiento en la piel.

¿Quién es apto para un levantamiento facial líquido?

Shutterstock

Los especialistas en cosmetología sugieren que los pacientes que mayores beneficios obtendrán de un estiramiento facial líquido son aquellos que tienen una edad mínima de 45 años. Con este procedimiento, se espera que las personas gocen de una apariencia rejuvenecida y natural, principalmente en áreas como los ojos, las mejillas, la boca y la mandíbula, 

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado