Inicio » Dinero » Empleados de Shopify roban información de cuentas

Empleados de Shopify roban información de cuentas

Una vez más, Shopify está en las primeras planas de las noticias por la filtración de datos personales correspondientes a sus usuarios.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

Una vez más, Shopify está en las primeras planas de las noticias por la filtración de datos personales correspondientes a sus usuarios.

En esta ocasión, la compañía está acusada de robar datos internos que afectarían a los usuarios de al menos 200 páginas web.

  • Shopify vuelve a generar polémica: no es la primera vez que la plataforma e-commerce es acusada de robar datos personales
  • Robo de datos interno en la aplicación: ¿a quiénes afectó y qué medidas han tomado al respecto los involucrados?
  • El futuro de Shopify: ¿cómo actuará el gigante del e-commerce ante las amenazas a su seguridad?

Empleados de la plataforma digital Shopify están bajo investigación al ser acusados de robo de datos dentro de la compañía. 

De acuerdo con informes oficiales, la empresa canadiense dio pronto aviso al FBI y a dependencias internacionales de que dos de sus empleados de servicio al cliente habían accedido a datos personales de sus clientes dentro de su misma plataforma.

No se precisó un número específico de afectados, y tampoco se dio a conocer quiénes fueron afectados por el robo de datos, pero se sabe que los dos empleados fueron inmediatamente cesados y puestos a disposición de las autoridades.

En declaraciones a la prensa, los administradores de Shopify dijeron que  “Dos miembros deshonestos de nuestro equipo de apoyo estaban involucrados en un plan para obtener los registros de las transacciones de los clientes de ciertos comerciantes”.

Si bien se trata de un evento desafortunado para la empresa, Shopify advirtió de manera inmediata que dicho descubrimiento no representaba mayor peligro para los usuarios, toda vez que dicho robo de datos representa una mínima fracción de los comerciantes que emplean esta plataforma.

Además, otra buena noticia es que Shopify logró proteger la privacidad de datos sensibles como lo son la información relacionada con las cuentas bancarias de los comerciantes; sin embargo, a pesar de que el peligro parece haber pasado, la plataforma ha girado órdenes a sus trabajadores de notificar a los usuarios afectados para que estos tomen las medidas precautorias correspondientes.

Foto: Shutterstock

Shopify y el robo de datos: Un tema que parece repetirse

El robo de datos personales en internet es uno de los temas que más preocupación causan en los internautas, en especial cuando se dan a conocer noticias que podrían afectar a los usuarios de plataformas digitales de todo tipo.

Desde el inicio de la pandemia originada por el COVID-19, la modalidad e-commerce y el uso de plataformas como Shopify  ha crecido de manera exponencial debido a que la mayoría de la población mundial se ha visto en la necesidad de reducir su interacción con el mundo exterior.

Esta restricción en la interacción ha llevado a las empresas a generar nuevas maneras innovadoras de crear fuentes de ingresos, que muchas veces incluye al e-commerce como una de las herramientas principales para subsistir en medio de la crisis económica.

A la par de la preocupación por mantenerse a flote, las empresas que hagan uso de servicios como Shopify deben estar alertas ante cualquier tipo de invasión de la privacidad que pudiera poner en riesgo los datos personales de sus empleados y de sus usuarios.

La información sensible que es objeto de ataques cibernéticos generalmente está relacionada con el robo de datos como la información bancaria de los usuarios, y muchas veces tiene como fin último concretar un fraude cibernético, como lo fue el caso de Shopify en días pasados.

En esta ocasión, Shopify parece haber salido bien librado de este ataque, pero no es la primera vez que la empresa es acusada de robo de datos.

En 2018, la plataforma de origen canadiense pasó por uno de sus episodios más polémicos, al quedar al descubierto la facilidad con la que los estafadores podían acceder a datos privados de los comerciantes.

Como antecedente, se encuentra que Shopify tiene una cuota aproximada de 30 dólares americanos mensuales para darle mantenimiento a los sitios, así como para ayudar en cuestiones de pagos, envíos e inventario. 

Foto: Shutterstock

El fácil acceso a la plataforma ha dado pie a que más de 600,000 comerciantes se inscriban en ella; la gran mayoría, a notar, nunca ha presentado quejas formales en contra de ella.

No fue el caso de la empresa MyPillow, que en 2018 acusó a Shopify de piratería, al permitir que un estafador accediera a los datos privados de la tienda y creara un sitio que se hacía pasar por ellos.

Esto dio pie a una serie de discusiones en la que también participaron los dueños de otras empresas que utilizaban en ese entonces los servicios de Shopify, quienes contribuyeron a la conversación con una serie de inquietudes en las que se buscaba proteger a las empresas de cualquier tipo de robo de datos que pudiera llevarlas a la bancarrota.

MyPillow tomó la decisión de proceder legalmente en contra de Shopify, no solo por el robo de datos, sino para exigir el resarcimiento de los daños económicos ocasionados por la falla en sus procesos de seguridad.

Con respecto a este caso, el jefe de operaciones de Shopify, Harley Finkelstein, declaró que “Podemos asegurar que hay cada día hay menos infiltrados en nuestra plataforma. ¿Que algunos se logran filtrar de vez en cuando? Podría suceder, al igual que podría suceder en cualquier otra plataforma”

Además, también expresó que cada día que pasa presenta la oportunidad de mejorar las operaciones de Shopify, especialmente con la seguridad que representa la plataforma centralizada.

De acuerdo con Finkelstein, se podría escanear a todas las empresas al mismo tiempo, y dijo “Ahora contamos con más personal, más capacidad, y por lo tanto podemos hacer muchas más cosas. Hemos podido sofisticarnos más.”, añadió.

Al igual que hace dos años, Shopify se encuentra buscando nuevas formas de mejorar sus operaciones y mantener un sistema que permita garantizar la seguridad y evitar el robo de datos de sus usuarios.

Harley Finkelstein, jefe de operaciones de Shopify
Foto: GettyImages
Continua artículo relacionado