Inicio » Entretenimiento » Sí, podemos, pero… ¿debemos? 10 razones por las que decir NO es importante

Sí, podemos, pero… ¿debemos? 10 razones por las que decir NO es importante

Decirle no al alguien es realmente importante para no caer en una abismo de trabajo o compromisos infinitos. Te proporcionamos unos (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Levanta la mano si sientes que si alguien te pide algo más… simplemente vas a colapsar. Parece que estamos todos sobresaturados y desbordados la mayoría del tiempo. Sin embargo, es difícil decirle no a alguien que amamos, tendemos a decir sí, en lugar de ser realistas sobre los compromisos que ya hemos adquirido y el poco tiempo que tenemos. Es fácil pasar por alto el poder del No.

“Decir no es más difícil para las mujeres debido a las presiones sociales para ser simpáticas,” dice la psicóloga clínica y coach académica Dra. Mary McKinney. “Los hombres se ven simpático aún si son asertivos, mientras que las mujeres tienen más probabilidades de ser vistas como simpáticas si no lo son”. Adivina qué… a veces, decirle no es realmente lo mejor para todos. Si es porque estás demasiado ocupada o simplemente no puedes manejar otro drenaje emocional en tu psique, decir que no puede ser una gran cosa. Se trata de permitirte perdonarte la culpa mientras abrazas el poder del No y estableces nuevos límites. Dicho esto, aquí tienes 10 razones por las que aprender a decir no es importante también.

1. Porque debes valorar tu tiempo

Shutterstock

Todos tenemos que valorar más nuestro tiempo. Si ya te sientes tironeada en muchos sentidos, aprender a decir No te impedirá sacrificar aún más de su valioso tiempo.

2. Porque no puedes complacer a todo el mundo

¿Estás diciendo simplemente porque no quieres que la gente piense mal de ti o se enfaden contigo? Bueno, no es una manera saludable de lidiar con nadie sin importar tu relación personal o profesional, por tanto, debes dejarlo ir y abrazar el poder del No.

3. Decirle no a esa persona es por el bien de tus hijos

Una mujer pasando tiempo con su hija
Shutterstock

Obviamente decir No a tus hijos de vez en cuando. o tal vez todo el tiempo, es beneficioso para ellos. Permitiéndoles ver cómo te niegas a amigos, familiares y cuestiones laborales, impones un modelo de comportamiento saludable para tus hijos.

4. Porque no puedes vivir la vida bajo presión

A menudo puedes sentirte presionada a decir , lo que es totalmente normal, pero sólo porque se sientas esa presión no significa que tienes que sucumbir a ella.

5. Decirle no a esa personas significa que conoces tus límites

Una chica en tiempo de trabajo
Shutterstock

Si tu jefe quiere que tomes otro proyecto y sabes que si aceptas no serás capaz de hacer tu trabajo… para, piensa si realmente no te estás haciendo daño a largo plazo y ¡abraza el poder de No!

6. Porque siempre debes confiar en tu instinto

Cuando salgas con amigos y quieran tomar una copa más, confía en tu instinto. Si sabes que una más te hará mal o tienes que conducir, aprende a decir No.

7. Porque está bien sentirse excluido

Una mujer con un café en mano relajándose un tiempo
Shutterstock

Todos decimos que sí por temor a quedar excluidos en alguna ocasión. Sólo asegúrate de pensar las cosas antes de comprometerse, incluso si la oportunidad puede no repetirse. Evaluar tus prioridades y determinar qué hacer beneficiará tu vida. Si no vale la pena, déjalo ir.

8. Porque No es una de las palabras más importantes que tus hijos aprenderán con tiempo

Enseña a decir No a tus hijos. Si eres un padre permisivo, los dejas vulnerables a la manipulación y no les enseñas a poner límites. Tanto tu No como tu deben tener peso específico para tus hijos.

9. Porque siempre debes estar consciente del tiempo de los demás

Shutterstock

Si tu vecino te pide ayuda con la renovación de su casa (de lo que no sabes nada) y le dices que , están ambos perdiendo su tiempo. En su lugar, ofrece ayudarle con otra cosa o derivarle a un contratista de tu confianza.

10. Porque el poder del No es la confianza

No te sientas culpable. Eres dueña de tu vida. Establece límites y di que No. Confía en nosotros, ¡se siente muy bien!

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado