Inicio » Salud » Cuidado de la cutícula: ¿siempre tú deberías cortarte las tuyas?

Cuidado de la cutícula: ¿siempre tú deberías cortarte las tuyas?

La cutícula de una uña es una parte que muchas personas asumen debe tener ciertos cuidados, pero podría ser que no se trate de los (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

No hay forma de negar que los manicures pueden hacerte sentir genial, y esas manos y uñas bien cuidadas pueden ser el accesorio perfecto para cualquier look. Cuando obtienes un manicure simplemente te sientes mejor, e incluso una mirada rápida a tus uñas perfectas y cutículas te hacen sonreír con confianza. Pero hablemos del cuidado de la cutícula por un momento, porque muchas de nosotras, en realidad, no sabemo nada de ellas.

¿Se supone que debes cortarlas? ¿Recortalas? ¿Dejarlas? Las opiniones varían, y aunque algunas personas tienen peticiones y rutinas muy fuertes cuando se trata del cuidado de la cutícula, la mayoría de nosotras se distrae cuando obtenemos nuestros 15 minutos de pura felicidad durante el manicure, así que ni siquiera nos damos cuenta cuándo nuestras cutículas son tocadas. (Spoiler alert: probablemente sí son tocadas). Es hora de que pongas tu pinza de cutículas abajo y nos escuches: el cuidado de las cutículas es un asunto realmente importante y necesitas comenzar a prestarle atención a esa piel protectora.

Es la parte importante del cuidado de esta área

Uñas limpias
Shutterstock

Aunque para mucha gente el cuidado de la cutícula es un pensamiento post manicure (estamos más preocupadas por la forma de la uña y el color del esmalte), en realidad es la parte más importante de tu manicure, en cuanto a salud de uñas concierne. Claro, el masaje se siente celestial, el esmalte de uñas le da a tus manos una mejora instantánea, y tu piel recién hidratada brillará, pero en realidad tus cutículas pueden hacer o deshacer tu manicure.

Entonces, ¿qué es exactamente lo que va en el cuidado de la cutícula? De acuerdo con la dermatóloga, la Dra. Cynthia Bailey: “La función de las cutículas es ser un sello entre tu uña y tu piel para mantener tu barrera natural de piel”. Las cutículas mantienen a las uñas saludables y protegidas y, más importante, mantiene alejadas a las infecciones. Lo cual nos lleva a la regla número uno entre la mayoría de los expertos: tú nunca debes cortar tus cutículas. Si recientemente obtuviste un manicure y fuiste un poco alocada con la piel de tu cutícula, no te asustes. Pero no lo hagas de nuevo.

La cutícula es una responsabilidad propia

Uñas en tratamiento de belleza
Shutterstock

Esta infección potencial alrededor de la base de la uña, llamada paroniquia, es fea y a menudo dolorosa. Si la paroniquia se desarrolla, es importante ver a un dermatólogo para un tratamiento con prescripción, o algunas veces para drenar el área que rodea a la uña”, explica el dermatólogo Eric Schweiger en un artículo para el Huff Post.

La palabra “infección” y “doloroso” son dos palabras que en verdad no nos gusta relacionar con una de nuestras formas más relajantes de consentimiento. Pero la realidad es que cortar tus cutículas puede convertir tu manicure disfrutable en una pesadilla que involucra infecciones con hongos y unas manos realmente feas. Si estás en casa y tus cutículas empiezan a verse un tanto desaliñadas, no agarres esas pinzas. Sabemos que quieres, pero no lo hagas.

No cortes la cutícula

Shutterstock

Aunque en definitiva puedes controlar tu cuidado cuticular en casa, todo lo que se necesita es un poco de voluntad y algo de aceite para la cutícula, es un poco difícil evitar cortar tus cutículas en el salón de uñas. Después de todo, muchas manicuristas simplemente comienzan a cortar sin siquiera preguntar primero. Así que, ¿por qué hay muchas en el salón emocionadas por cortar tus cutículas? No podemos estar 100% seguras, pero sí sabemos que, como Cosmo informa: “Una vez que te adentras en el hábito de cortar tus cutículas, siempre tendrás que cortarlas porque crecen de nuevo rápidamente, pero no tan bonito”, dice la profesional de las uñas de New York City, Simcha Whitehill.

Así que, cuanto más cortes tus cutículas, peor se verán y se sentirán cuando crezcan de nuevo, y entonces tienes que cortarlas más y más seguido. Es un círculo vicioso de cuidado de la cutícula que te mantiene regresando para manicures semanales solo para mantener el daño que estás haciendo. Está claro que cortar tus cutículas son malas noticias para tus uñas, pero las buenas noticias es que hay otras cosas que puedes hacer para que tus manos y cutículas se vean y se sientan hermosas.

Los cuidados

Shutterstock

Primero que nada, usa aceite de cutícula hidratante para ayudar a suavizar la piel alrededor de tu uña, haciendo más fácil el aseo y algo más saludable a la larga. Luego, puedes empujar hacia atrás tus cutículas para que tus uñas se vean limpias, y las camas de tus uñas se vean todavía más parejas y frescas. Las manos hermosas y cero pinzas necesarias… ahora sí estamos hablando.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado