Inicio » Hoy » Crónica: Salvadoreños recién llegados al país ya andaban asaltando

Crónica: Salvadoreños recién llegados al país ya andaban asaltando

Crónica Salvadoreños andaban asaltando recién llegados al país. Al parecer los sujetos venían huyendo de la presión de su presidente.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crónica Salvadoreños andaban asaltando
(Oficina del Alguacil del condado de Gwinnett)
  • Crónica: Salvadoreños recién llegados al país andaban ya asaltando
  • Al parecer los sujetos venían huyendo de la presión de su presidente
  • A punta de pistola William y Bryan estaban intimando a sus víctimas

Crónica Salvadoreños andaban asaltando. “Dios los hace y el diablo los junta”, reza por ahí un viejo proverbio y cuanta razón tiene, puesto que hay gente que, sin conocerse previamente, de la noche a la mañana se unen y comienzan a hacer maldades en perjuicio de otras personas, como es el caso de Bryan Alexander Cuellar Mancía, 26 años y Willian Ernesto Guerrero, 25.

Esta pareja de salvadoreños llegó al país en algún momento aún no determinado de 2021, al parecer huyendo de la presión y hostigamiento que allá les ha impuesto a los delincuentes el presidente Nayib Bukele desde que asumió las riendas del poder de ese país centroamericano hace un par de años.

Pero llegaron acá a seguir con lo mismo

Crónica Salvadoreños andaban asaltando
Bryan Alexander Cuellar Mancía, 26 años, la primera vez que fue arrestado en Georgia a finales del año pasado. (Oficina del Alguacil del condado de Gwinnett)

Willian y Bryan aparentemente no se conocían allá en su tierra natal, pero por cosas de la vida, al llegar acá, casualmente ambos se establecieron en Gwinnett, el condado con donde residen más hispanos en Georgia y de repente, se cruzaron en su camino y rápidamente se hicieron secuaces, al punto de que comenzaron a delinquir juntos.

Era cuestión de tiempo para que metieran las patas y cayeran en manos de las autoridades. El primero en ser arrestado fue Bryan, en octubre del año pasado bajo el cargo de posesión de drogas ilegales, vagancia y darle información falsa a un policía. Pagó 6 mil dólares de fianza y regresó a las calles a seguir haciendo de las suyas. Archivado como: Crónica Salvadoreños andaban asaltando

En otros tiempos los habrían deportado

Crónica Salvadoreños andaban asaltando
Retrato de Bryan Alexander Cuellar Mancía, ltras su fichaje en la cárcel la semana pasada (Oficina del Alguacil del condado de Gwinnett)

Posteriormente cayó preso William, por agredir físicamente a un familiar y causar daños en una propiedad privada, delitos por los cuales le impusieron un juez magistral le impuso una fianza de 4,250 dólares, monto que canceló un par de días más tarde, gracias a lo cual también pudo recuperar su libertad.

En otros tiempos, Bryan y William habrían sido entregados a Inmigración y posteriormente deportados a El Salvador por carecer de papeles, puesto que la prisión de Gwinnett antes cooperaba con ICE, pero como ahora, que hay un nuevo alguacil más condescendiente con los inmigrantes, ya no indaga su estatus legal ni los reporta más. Archivado como: Crónica Salvadoreños andaban asaltando

No aprovecharon esa oportunidad

Crónica Salvadoreños andaban asaltando
Willian Ernesto Guerrero, de 25 años. (Oficina del Alguacil del condado de Gwinnett)

Cualquiera en su sano juicio al ser liberado habría aprovechado el privilegio de poder quedarse aquí tras haber cometido semejantes fechorías, pero no fue el caso de Bryan y William, pues siguieron en las mismas, al grado de que la semana pasada los agarraron nuevamente, esta vez por delitos mucho más graves que los anteriores.

Los capturaron prácticamente infraganti mientras atracaban a mano armada a peatones, por lo que volvieron al mismo precinto de donde apenas unos cuantos meses atrás los habían liberado. Hoy no correrán con la misma suerte, porque enfrentan carias acusaciones mayores, entre ellas robo a mano armada, asalto agravado, resistirse al arresto y obstrucción a la justicia. Archivado como: Crónica Salvadoreños andaban asaltando

Podrían ser condenados a cadena perpetua

Crónica Salvadoreños andaban asaltando
Foto de ICE

Para semejantes delitos en Georgia no hay posibilidad de obtener el beneficio de libertad bajo fianza, por lo cual tendrán que permanecer tras las rejas hasta que se les llegue la hora de su juicio, lo cual podría tomar varios meses. En caso de que resulten culpables de los cargos, podrían pasar el resto de sus vidas en prisión.

De acuerdo con los reportes oficiales, este par de hampones son miembros activos de una pandilla callejera, la cual la policía prefiere no mencionar a fin de no darle publicidad por tratarse de una banda delictiva. Al parecer llevan años siendo parte de ella, desde que eran unos adolescentes y vivían en sus respectivos barrios en su tierra natal. Archivado como: Crónica Salvadoreños andaban asaltando

Un círculo vicioso que no tiene fin

hispanos en problemas
Imagen referencial/Getty/Archivo

El fenómeno de las pandillas callejeras es súper interesante, en especial el de las denominadas Mara Salvatrucha, más conocida como MS 13, y la Mara 18, ya que la iniciaron muchachos en la década de los 80 en Los Angeles (California), hijos de inmigrantes salvadoreños que llegaron a EE.UU. huyendo del conflicto armado que se vivía en El Salvador en aquella época.

Miles de esos jóvenes fueron arrestados y tras ser deportados, llegaron allá a armar clicas, las cuales se fortalecieron con el paso de los años, al punto de que literalmente sometieron a la población en terror debido a la crueldad de sus crímenes, sobre todo los asesinatos, secuestros y extorsiones. Archivado como: Crónica Salvadoreños andaban asaltando

Ahora están saliendo de allá y regresándose a USA

hispanos en problemas
Archivo/MH

Hasta antes de Bukele ningún gobierno realmente había atacado de frente el problema de las maras a pesar de que siempre fue una promesa de campaña. Nadie cumplió, pero llegó Nayib y de entrada comenzó a darles duro. De hecho, hoy más que nunca está encarcelando a los pandilleros y sus aliados al por mayor.

Eso está obligando a muchos de esos delincuentes a abandonar el país, lo que antes le tocaba a la población civil. Se saben que están huyendo a Honduras y Guatemala, así como hacia Estados Unidos. Bryan y William son un ejemplo de ello. No me extrañaría que pronto veamos un rebrote de mareros acá, así es que es bueno que las autoridades locales se vayan preparando para volver a lidiar con este flagelo. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoHispánico. Hasta la próxima.

Continua artículo relacionado