Inicio » Hoy » Crónica: Hispanos van presos por ponerse a gritar en su vecindario (FOTOS)

Crónica: Hispanos van presos por ponerse a gritar en su vecindario (FOTOS)

Crónica: Hispanos van presos por ponerse a gritar en su vecindario. Dos hombres y una mujer armaron un escándalo en plena vía pública.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crónica Hispanos presos vecindario
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross
  • Crónica: Hispanos van presos por ponerse a gritar en su vecindario
  • Dos hombres y una mujer armaron un escándalo en plena vía pública
  • Y, para colmo de males, uno de los involucrados opuso resistencia al arresto

 Crónica Hispanos presos vecindario. Hay muchos miembros de nuestra comunidad que cuando se poner a ingerir bebidas alcohólicas se transforman y pierden por completo el control, convirtiéndose en cierta manera en un peligro para ellos mismos e incluso hacia los demás y tristemente, aunque duela decirlo, ni siquiera nuestras nuevas generaciones se salvan de este flagelo.

Una mujer joven y una pareja de muchachos, todos latinos, acaban de darse cuenta de lo caro que sale dejarse llevar por los vicios y el desenfreno de la ‘vida loca’, luego de que protagonizaran un tremendo zafarrancho en su propio vecindario y a altas horas de la noche, acciones que son consideradas como delitos en Georgia.

Los vecinos llamaron al 911

Crónica Hispanos presos vecindario
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

De acuerdo con los reportes del Departamento de Policía de la ciudad de Norcross, a su sistema de emergencia 911 entraron varias llamadas de personas reportando un escandalo en su vecindario. Todos los denunciantes dijeron que creían que estaba ocurriendo algún tipo de pelea, puesto que escuchaban gritos tanto de hombres como de mujeres.

Y aunque decían no alcanzar a ver mucho debido a la oscuridad, varias patrullas se dirigieron al lugar para investigar. Uno de los primeros en llegar fue el agente Estrada Sánchez, quien dijo haberse topado con dos hombres y una mujer. Tras abordarlos, el trío confesó que eran ellos los del escándalo, pero coincidieron en que “no pasaba nada malo y que todo estaba bien”. Archivado como: Crónica Hispanos presos vecindario

Por estar tomados fueron a parar a la cárcel

Crónica Hispanos presos vecindario
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

Los dos jóvenes del sexo masculino evidentemente habían bebido más de la cuenta, eso sumado a lo que estaban haciendo, ya era suficiente causa para que fueran apresados, pero a uno de ellos eso no le bastó y se comportó mal con el oficial Estrada al saber que sería arrestado. No solo se negó a cooperar dándole su información personal, sino que hasta lo amenazó.

En el video de la cámara corporal del oficial Estrada que fue entregado en exclusiva a MundoNow, se puede apreciar como ese sujeto no quiso identificarse y de paso, quería dejar al uniformado hablando solo e irse a encerrar a su casa, sabiendo que la ley estatal lo obliga a decir quién es cuando un representante de la ley y el orden se lo demanda. Archivado como: Crónica Hispanos presos vecindario

Cayó uno tras otro por defenderse entre ellos

Crónica Hispanos presos vecindario
Departamento de Policía de la ciudad de Norcross

El agente Estrada reportó que se vio en la necesidad de arrestar en el acto al muchacho, luego identificado como Edgar Guzmán, de 23 años, porque le desobedeció no solo una, sino que todas sus indicaciones. Y no era porque no hablaba inglés, como suele ocurrir con muchos hispanos, pues este muchacho es 100 por ciento bilingüe.

Al ver que estaba apresando a su amigo, el mexicano Ángel Bautista, de 24 años, comenzó a gritarle maldiciones a Estrada, por lo cual también fue arrestado en el acto por los colegas del agente. Ambos fueron acusados de intoxicación en la vía pública y conducta desordenada, dos cargos menores. Archivado como: Crónica Hispanos presos vecindario

“Cuando salga te golpearé el trasero”

Edgar (izq.) y Ángel (der.) Oficina del Alguacil del condado de Gwinnett

A Ángel pudo irle peor, ya que le dijo al agente que cuando saliera de la cárcel le pegaría una patada en su trasero, lo que es considerado una amenaza terrorista, y Estrada se lo advirtió, pero al final, decidió no imponerle ese cargo adicional, lo que habría complicado muchísimo más su caso.

Al ver que sus dos amigos de pachanga eran arrestados, Nicole, la otra joven que estaba con ellos, decidió cooperar en todo. Fue lo mejor que pudo hacer, ya que es la única que no acabó tras las rejas esa noche. Hasta un aventón le dieron los agentes hacia una gasolinera cercana, donde tomó un taxi y se fue a pasar la borrachera en la comodidad de su hogar. Los detenidos tuvieron que pagar 700 dólares de multa cada uno y al día siguiente recuperaron su libertad. Ojalá aprendan la lección. Gracias por leer mi crónica de hoy en MundoNow Hasta la próxima. Archivado como: Crónica Hispanos presos vecindario

Continua artículo relacionado