Inicio » Hoy » Crónica: Contra todo pronóstico, iglesia insiste en realizar reuniones masivas

Crónica: Contra todo pronóstico, iglesia insiste en realizar reuniones masivas

Crónica: Contra todo pronóstico, iglesia insiste realiza reuniones masivas. La policía llegó al lugar, pero no hizo mucho que se diga.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Crónica: Contra todo pronóstico, iglesia insiste en realizar reuniones masivas.
  • La policía llegó al lugar, pero no hizo mucho que se diga.
  • Un sujeto sospechoso me estuvo siguiendo durante la transmisión en vivo.

Una iglesia evangélica de Georgia se atrevió a desafiar las órdenes de autoridades en plena crisis de coronavirus.

Anoche me encontraba en la comodidad de mi hogar descansando, cuando me contactó un miembro de nuestra comunidad.

El señor estaba frustrado, me dijo que, a su mamá, una dama de la tercera edad, sus hermanos en la fe prácticamente la estaban presionando para que no dejara de faltar a la iglesia.

Me contaba que él sentía miedo de que ella fuera a contagiarse de coronavirus y de paso llevar la enfermedad a toda la familia.

Me dio la dirección del lugar y me dijo que en ese preciso instante estaban reunidos en dicha iglesia decenas de personas.

Un poco incrédulo decidí salir para verificar si eso era realidad y tremenda sorpresa la que me llevé al llegar al sitio indicado, pues el estacionamiento estaba repleto.

Los espacios vacíos podían contarse con los dedos de las manos. Decidí entrar al templo para cerciorarme y mientras más me acercaba, comencé a escuchar que el servicio religioso estaba a todo dar.

Decidí entrar con mi celular en mano, consciente de que sería cuestión de tiempo para que me corrieran y así pasó un par de minutos más tarde y pues tenían todo su derecho de hacerlo.

El pastor de la congregación y su esposa me sacaron y me prometieron una entrevista cuando concluyera la actividad.

Decidí esperarlos, pero sin dejar de transmitir, pues la audiencia estaba ansiosa de saber más sobre ese incidente y por ver cómo acabaría todo.

Eran 50 mil las personas que estaban conectadas por medio de la página de Facebook de MundoHispánico, algo sin precedentes.

Mientras que aguardaba la conclusión del culto, rodeé el edificio y me percaté de que literalmente tenían todas las ventanas y puertas cubiertas con lonas negras, de modo que no se podía ver hacia adentro, algo que obviamente hicieron de una manera consciente para evitar que los transeúntes fueran a percatarse de que seguían operando.

Muy inteligentes sin duda, pero dejaron en evidencia de que están consientes de que al efectuar reuniones masivas están violando las reglas que han dado las autoridades federales, estatales y locales para frenar la propagación del COVID-19.

Cuando estaba conociendo el lugar, me di cuenta de que me seguía a la distancia un sujeto vestido de negro y con su rostro completamente cubierto. Me cambié de posición y seguía atrás de mí.

Les confieso que sentí cierto temor de que pudiera tratarse de algún delincuente buscando asaltarme o hacerme un daño mayor, aunque también existía la posibilidad de que se trataba de alguien de la iglesia espiándome.

Para proteger mi integridad decidí apuntarle con mi cámara y comencé a grabarlo, lo cual le enojó y empezó a insultarme.

Le pedí que dejara de seguirme porque me sentía acosado y le advertí de que llamaría a la policía para denunciarlo en caso de que siguiera tras de mí, gracias a lo cual se retiró y me dejó seguir haciendo mi trabajo en paz.

Crónica iglesia insiste masivas

Crónica: Contra todo pronóstico, iglesia insiste en realizar reuniones masivas

Poco después acabó la actividad religiosa y los feligreses comenzaron a salir rumbo a sus hogares. Familias enteras, incluyendo niños y ancianos, los seres más vulnerables a esta pandemia según los expertos.

Algunos de los fieles se me acercaron para saludarme, otros me tildaron de estar persiguiendo a la iglesia de Dios y uno que otro, hasta se atrevió a señalar de que estaba siendo usado por satanás para sus planes perversos.

El pastor salió y junto a su esposa y varios de sus miembros me dijo que ellos no sentían que estaban desacatando las órdenes de las autoridades. La mujer incluso me citó un pasaje de la Biblia que dice que es “necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hechos 5:29).

Pero eso sí, se le olvidó la otra que dice que “sométase toda persona a las autoridades superiores” (Romanos 13:1).

Mientras conversaba con los pastores, aparecieron dos patrullas de la policía local. Los agentes conversaron en privado con los ministros y luego conmigo.

El sargento me dijo que ellos estaban violando las reglas y que ya les habían dado instrucciones de esparcirse. Vamos a ver qué pasa en adelante.

Lo que sí es un hecho es que sigo con mi bendita tradición de ser querido por muchos y rechazado por otros, eso es algo que me ha perseguido siempre y parece que es lo de nunca acabar.

Gracias por leer mi crónica de hoy. Hasta la próxima.

Iglesia cristiana se atreve a desafiar las reglas de las autoridades. Reporte de Mario Guevara.

Posted by Mundo Hispánico on Saturday, April 18, 2020

 

Continua artículo relacionado