Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Mitos y Leyendas: Un relato cherokee acerca de las fresas

La historia de la creación de las fresas según los cherokees es una que invita a reflexionar el perdón y los conflictos con una pareja.
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock, Creación de las fresas
  • Mitos y Leyendas te comparte una historia con una pareja, discusión y la creación de las fresas.
  • El mensaje es uno que resuena en todos nosotros que en ocasiones discutimos con nuestra pareja.
  • Lo importante es saber identificar que se trata de una buena relación.

Algunas veces tenemos discusiones con nuestra pareja. Peleamos por cosas que son sin sentido y otras que ameritan una plática seria.

Al final, lo importante es saber identificar que la personas con la que estamos, y nosotros también, tenemos una madurez para reconocer errores e identificar oportunidades para crecer.

Esta es la forma en la que una relación crece y puede madurar para pasar por las diferentes etapas. El proceso no es sencillo pero es muy gratificante. Crecer juntos es una gran fortuna.

Mencionamos esto hoy en Mitos y Leyendas porque precisamente tiene que ver con el relato que a continuación les compartimos: La historia cherokee de la creación de las fresas.

El dios creador cherokee

Luz, Horizonte, Mar, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Al momento de dar vida al hombre y a la mujer el Gran Espíritu les entregó la Tierra con todas sus bondades para que estos fueran felices.

Así fue durante un tiempo. La pareja era increíblemente feliz y profesaba un gran amor el uno por el otro. Pero, con el tiempo, discusiones surgieron.

Algunas veces, no se trataban de cosas importantes, pero, poco a poco, el hombre se fue convirtiendo en un ser demandante. La mujer también comenzó a reclamar. De esa forma el conflicto llegó.

Le gritaba a su pareja y esta no gustaba de estos actos. Un día, la mujer decidió partir y alejarse del que había sido su pareja durante mucho tiempo.

La mujer se aleja del hombre

Mujer, Ojo, Café, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Un día, en una discusión, la mujer dijo que no toleraría más este tipo de actitudes que el hombre tenía. Le dijo que se marcharía de su lado, y así lo hizo.

El hombre dijo que no le importaba. Era orgulloso. Al principio, disfrutó de su soledad. Estaba alegre de encontrarse en la privacidad de su espacio.

No obstante, pronto se comenzó a sentir sólo y triste. Comenzaba a sentir arrepentimiento por el trato que había dado a su pareja.

Decidió salir a buscarla y tratar de hacer las pases. Pero algo ocurría que no permitía que se acercara a ella.

El hombre no puede acercarse a la mujer

Bosque, Fresas, Sendero, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Cada vez que el hombre intentaba acercarse a su mujer, por alguna razón no podía alcanzarla. Simplemente no podía acercase lo suficiente a ella para hablar.

La mujer, por su parte, se encontraba en un estado de reflexión por lo que había sucedido. Pensaba más cuando salía a buscar alimento.

Como veía al hombre triste, el Gran Espíritu se compadeció de él y le dijo, «¿te gustaría que tu pareja regresara contigo a tu lado?» El respondió «sí. La extraño mucho».

El Gran Espíritu se apiado del hombre y le dijo, «muy bien, te ayudaré a que puedas hallarla». El hombre se puso muy contento.

La creación de las fresas guían el camino

Naturaleza, Fresas, Hojas, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Como la mujer salía en busca de diferentes tipos de alimentos silvestres, el Gran Espíritu cherokee pensó en que esa era la mejor forma de reunirlos.

Primero, el Gran Espíritu cherokee trató de hacer un sendero que la llevara al hombre. Hizo florecer arbustos repletos de arándanos, pero ella los ignoró por completo.

Su siguiente táctica fue con moras, pero la mujer tampoco se vio interesada en estas dulzuras. Siguió su camino por el bosque.

Después, se le ocurrió hacer brotar otro fruto que no se había visto antes. Así él hizo la creación de las fresas. La mujer las miró y quedó maravillada con su sabor y dijo, «al hombre le gustaría eso».

El encuentro de la pareja

Piezas, Cariño, Corazón, MundoNow, Podcast
Shutterstock

La mujer recogió un canasto entero de fresas y decidió llevarlas a su pareja. El hombre pudo encontrarse con ella. Resolvieron sus problemas y decidieron seguir juntos.

La dulzura de la fresa había hecho que la pareja fuera dulce de nuevo con ambos miembros. De nuevo, la felicidad y la calma estaba reinando en esa linda pareja.

Esta historia de la creación de las fresas es una que invita a reconocer que pueden haber conflictos, pero que es importante saber reconocer los errores. El respeto y pedir disculpas es esencial para una relación.

Mitos y Leyendas se despide de ti por el momento y espera que esta historia te haya gustado. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio