Inicio » Entretenimiento » Cómo ser feliz mediante el cultivo de la compasión

Cómo ser feliz mediante el cultivo de la compasión

La compasión es una tremenda forma de mostrar que comprendes una parte de lo que las personas pueden sentir. Te proporcionamos el (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Mostrar compasión a otros  no solamente se trata de ser una buena persona, es esencial para tu propia felicidad. Como el Dalai Lama dice: “Todas las tradiciones importantes de las religiones prácticamente llevan el mismo mensaje, que es el amor, la compasión y el perdón, lo importante es que éstos deben ser parte de nuestra vida diaria”. Algunas veces es más difícil que otras, pero si te comprometes a ser compasiva, tendrás una perspectiva más positiva antes de que te des cuenta. 

Así que, ¿cuál es la diferencia entre este sentimiento y la empatía (que también es algo que vale la pena el esfuerzo)? La empatía involucra ser capaz de ver las cosas desde la perspectiva de otra persona y entender cómo puede que se sienta. Ser compasiva es similar, pero también involucra sentir el dolor de otra persona y querer ayudar. Esos anuncios rompecorazones de la Sociedad Protectora de Animales están hechos para encender la empatía hacia los animales, lo que inspira a que tú realices una donación.  Involucrarte cuando ves que alguien está sufriendo de bullying es otro buen ejemplo.

Presta atención para la compasión

Mujer sujetando a una pequeña con compasión
Shutterstock

Las redes sociales han revolucionado la forma en que nos conectamos los unos con los otros, pero también nos ha hecho menos compasivas al hacer que sea más fácil sacar nuestras inseguridades o molestias al mundo con comentarios cibernéticos desagradables—olvidando que hay una persona del otro lado. ¡Todas más razones para enfocarte en ser más compasiva!

Practica la atención plena e intenta ir más despacio y estar en el momento cuando estés interactuando con personas. De verdad presta atención y aprecia cuando la gente de verdad te esté prestando atención. Ser compasiva es contagioso, así que cuando la sientes de otros eres más propensa a contagiarla, y ese ciclo hace del mundo un lugar mejor.

La paciencia también es importante

Shutterstock

Normalmente es fácil sentirte conectada cuando estás cara a cara, pero todo ese amor por la humanidad  puede salir por la ventana durante tu largo viaje diario o al ver que una tragedia ocurre en la TV. Así que cuando alguien se te meta de repente en el tráfico y sientas que tu presión arterial esté elevándose, toma un respiro y considera que pudo haber sido involuntario o tal vez están apresurados por llegar a casa por un niño enfermo. Luego haz que sea importante dejar que alguien más pase enfrente de ti y siente como tu enojo se desvanece. El ahogamiento del niño sirio refugiado de 3 años, Alan Kurdi, tocó fibras porque nos hizo ver a una víctima inocente de una crisis que está ocurriendo en vez de una multitud de gente sin rostros.

Cuando todo lo demás falle, considera practicar 30 minutos al día de Meditación Compasiva (Compassion Meditation) por dos semanas. Esta meditación guiada fue creada por Helen Weng en el Center for Investigating Helathy Minds (CIHM), y las investigaciones han mostrado que realmente funciona. Puedes descargar el audio o leer una transcripción en Greater Good in Action.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado