Inicio » Salud » 15 diferencias entre coaching y terapia

15 diferencias entre coaching y terapia

Un coach es diferente a un terapeuta, aunque muchas personas asuman que no. Te propocionamos unas diferencias que serán para que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Levanta la mano si no puedes evitar sentir que estás como loca la mitad del tiempo. Si eres una de las pocas afortunadas que se siente completamente satisfechas, en control y felices con todos los aspectos de sus vidas, entonces felicitaciones. Pero si eres como el resto de nosotras, levanta esa mano. Por suerte la ayuda está ahí y viene en muchas formas. La psicoterapia ha existido en cierta medida desde los tiempos de Freud. Más recientemente, el coaching de vida se ha convertido en una profesión y el campo ha crecido rápidamente en los últimos 10 años, más o menos. ¿Cuál es la diferencia? y ¿cómo sabes si necesitas un coach  o un terapeuta?

La psicoterapia la realiza un proveedor de Salud Mental con licencia y se ocupa de los problemas mentales o emocionales de una persona; mientras que el coaching se ocupa más de las transiciones de la vida y habilidades de comunicación, inspirando a los clientes a tomar medidas. Según Mitchell Lynn, miembro de la American Counseling Association, “el asesoramiento se centra en trasladar a las personas de un estado de disfunción a uno funcional. Pero hay muchas personas funcionales, que tal vez no son altamente funcionales o no pueden alcanzar su máximo potencial”. Para esas personas, el coaching podría ser un ajuste perfecto. Mientras que un terapeuta o coach probablemente ayudará a cualquier persona en necesidad, hay claramente un espectro grande cuando se trata de problemas y necesidades. Así que lo más importante a recordar es que existe ayuda y para maximizar su potencial debe entender sus opciones.

1. Un coach te puede ayudar si estás estancada

Una sesión de terapia
Shutterstock

Tal vez tienes problemas para tomar una decisión importante sobre un trabajo, una relación o un aspecto X de tu vida. Un coach puede ayudarte a sopesar tus opciones, trabajar a través de los resultados potenciales y apoyarte.

2. Un terapeuta puede ayudarte a descubrir los miedos subyacentes que te mantienen atrapada

Si no solo buscas motivación para hacer un cambio, sino que estás interesada en llegar a la raíz del problema y resolver los temas más profundos, deberías consultar con un terapeuta.

3. Un coach te puede ayudar si te sientes perdida o con metas incumplidas

una reunión de terapia
Shutterstock

Si algo parece faltar en tu vida, un coach puede ayudarte a identificar y alcanzar esa pieza faltante del rompecabezas.

4. Un coach te puede ayudar si no estás satisfecha

Si sientes una falta constante de alegría, entonces algo no está bien. No siempre es fácil identificar lo que le falta o lo que está mal, y un coach puede ayudarte a hacerlo, así como ofrecerte soluciones y estrategias para lograr un estado de satisfacción. Por supuesto, un terapeuta puede ayudar también a este respecto, pero tal un coach sea menos intenso.

5. Un coach también te puede ayudar si ya eres feliz

Shutterstock

No tienes que estar triste o con metas incumplidas para beneficiarte de la asistencia de un coach. Si eres feliz en tu vida pero buscas crecer de nuevas formas y alcanzar tu máximo potencial, un coach puede trabajar contigo para lograr alcanzar tus metas más altas. 

6. Un terapeuta puede ayudarte con los patrones habituales de comportamiento

No estamos hablando de una mala decisión o una relación enfermiza. Un comportamiento habitual indica una cuestión mental o emocional subyacente que podría requerir una intervención más clínica que sólo asistencia motivacional.

7. Un coach puede ayudar si acabas de terminar una relación

Shutterstock

Cuando terminas una relación no sólo se trata de un cambio de vida sino que también estás obligada a vivir sin la persona en la que más recientemente confiaste (tu ex). Un coach puede ayudarte a navegar la transición emocional, seguir adelante y establecer tus propias condiciones para el futuro. 

8. Un coach puede ayudarte si estás demasiado cómoda

La cruda realidad es que sólo puedes cambiar tu vida si estás dispuesta a salir de tu zona de comodidad. Un coach puede ayudar a empujarte un poco para que tomes un impulso.

9. Un coach puede ayudarte si tienes miedo

Shutterstock

Si tienes temores racionales que te impiden alcanzar tus metas, podrías beneficiarte de trabajar con un coach que pueda escuchar tus inquietudes, identificar tus problemas y ofrecerte herramientas para avanzar.

10. Un terapeuta puede ayudar si tienes fobias graves

Diferentes de los miedos racionales, las debilitante fobias pueden impedir que funciones en tu vida diaria y pueden requerir tratamiento por parte de un profesional médico con licencia. Esta es una diferencia muy marcada entre un terapeuta y un coach.

11. Un terapeuta puede ayudarte a trabajar a superar una situación traumática

Una persona en terapia
Shutterstock

La pérdida de un ser querido, un cambio importante de vida, un diagnóstico de enfermedad médica o cualquier otra experiencia inquietante puede ser extremadamente difícil de procesar por tu cuenta. A veces necesitas el consejo de un profesional de salud mental imparcial, ajeno y experimentado.

12. Un coach puede ayudar después de la terapia

La vida es un trabajo en progreso. Incluso después de que tu terapia esté finalizada, todavía hay trabajo por hacer para asegurarse de mantener el rumbo.

13. Un terapeuta puede ayudarte si estás deprimida o ansiosa

Shutterstock

Condiciones más serias tales como la depresión o la ansiedad incapacitante pueden requerir una evaluación para un tratamiento adecuado con un profesional médico con licencia.

14. Un coach puede ayudarte a alcanzar tus metas

Siempre es aterrador establecer metas. Un entrenador puede ayudarte a identificar no sólo tus sueños para el futuro, sino también a crear un plan de acción.

15. Un terapeuta puede ayudarte si has sido diagnosticado con un desorden mental o emocional

Shutterstock

Trastornos emocionales y mentales, que van desde el abuso de sustancias a los trastornos de personalidad, requieren una evaluación completa, tratamiento, rehabilitación y asesoramiento de un profesional médico con licencia. El tratamiento básico de un coach probablemente no sería suficiente para ayudarte a volver a un estado de bienestar mental y estabilidad emocional. Esta es la principal diferencia entre un terapeuta y un coach.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado