Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Profe Claudio Nieto: Cerebro y glucosa

El cerebro y la glucosa son dos elementos del cuerpo que trabajan en conjunto, pero ¿el azúcar no es mala para ti? ¿Qué pasa?
2024-02-13T15:19:34+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Cerebro y glucosa, Shutterstock
  • Profe Claudio Nieto te explica un poco acerca del cerebro y la glucosa.
  • Para esto, se explica cuál es la fuente de energía del cerebro.
  • Existe una relación entre los carbohidratos y algunas enfermedades que pueden aparecer en las personas.

En nuestro viaje por comprender mejor cómo nuestro cuerpo obtiene y utiliza la energía, nos encontramos con un tema fascinante: la relación entre el cerebro y la glucosa.

¿Es realmente cierto que el cerebro solo puede funcionar con glucosa como combustible? Vamos a explorar este mito y descubrir otras vías energéticas que podrían sorprenderte.

Si recordamos lo que aprendimos previamente, nuestras células tienen una preferencia natural por utilizar grasas como combustible en lugar de glucosa.

Sin embargo, ¿existen excepciones a esta regla? ¿Hay células que no pueden metabolizar las grasas correctamente?

Metabolización de grasa

Comida chatarra, Papas, Carne, MundoNow, Podcast
Shutterstock

La respuesta nos lleva a un descubrimiento fascinante realizado por el científico Otto Heinrich Warburg, quien reveló que las células cancerígenas tienen una preferencia por la glucosa como fuente de energía.

Este fenómeno, conocido como el efecto Warburg, ha dado lugar a teorías sobre el papel de la glucosa en el desarrollo del cáncer.

De hecho, algunos tratamientos oncológicos están empezando a incorporar dietas cetogénicas, que son altas en grasas y bajas en carbohidratos, como parte de su enfoque terapéutico.

La idea detrás de esto es privar a las células cancerígenas de la glucosa que necesitan para crecer y proliferar.

El cerebro y la glucosa

Cerebro, Dados, Cubos, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Sin embargo, este no es el único caso en el que el cuerpo requiere glucosa. Ciertas células, como los glóbulos rojos y algunas células cerebrales de pequeño tamaño, no tienen la capacidad de metabolizar grasas y dependen exclusivamente de la glucosa como fuente de energía. Pero, ¿qué sucede si no consumimos azúcares?

Resulta que nuestro cuerpo tiene formas ingeniosas de obtener glucosa incluso sin consumir azúcares directamente.

Una de estas vías implica la producción de glucosa a partir de otras fuentes, como las proteínas y las grasas.

De hecho, el hígado puede convertir proteínas y grasas en glucosa a través de un proceso llamado gluconeogénesis.

Grasa del cuerpo

Sangre, Glóbulos rojos, Torrente, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Además, el glucógeno, una forma de almacenamiento de glucosa en el cuerpo, puede descomponerse para liberar glucosa cuando sea necesario.

Este proceso es fundamental para mantener niveles estables de glucosa en sangre entre comidas.

Sin embargo, es importante destacar que la eficiencia de estas vías puede variar de una persona a otra.

Aquellos que consumen alimentos con frecuencia, interrumpiendo constantemente el proceso de glucogenólisis, pueden experimentar una pérdida de eficacia en la utilización de glucosa almacenada.

Organismos diferentes

Médico, Anatomía, Consulta, MundoNow, Podcast
Shutterstock

Por otro lado, las personas con flexibilidad metabólica, es decir, la capacidad de utilizar tanto grasas como glucosa como fuente de energía, pueden experimentar múltiples beneficios para la salud, incluido un mejor rendimiento deportivo y una mayor resistencia.

En resumen, si bien es cierto que el cerebro necesita glucosa para funcionar correctamente, nuestro cuerpo tiene mecanismos para obtenerla incluso sin consumir azúcares directamente.

La clave está en mantener un equilibrio saludable entre la ingesta de carbohidratos, grasas y proteínas, y en desarrollar una flexibilidad metabólica que nos permita utilizar eficientemente diferentes fuentes de energía.

Profe Claudio Nieto se despide de ti por el momento y espera que esta información haya sido de tu agrado. ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio