Inicio » Entretenimiento » Carl Eugene Watts, Coral-Crímenes de terror

Carl Eugene Watts, Coral-Crímenes de terror

Carl Eugene Watts es, probablemente, uno de los asesinos en serie más prolíficos de los que se tiene conocimiento; en un lapso de tan (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
murderpedia.org
Carl Eugene Watts es, probablemente, uno de los asesinos en serie más prolíficos de los que se tiene conocimiento; en un lapso de tan solo ocho años (1974-1982), ‘Coral’ asesinó, oficialmente, a 14 personas, pero es posible que esta cifra sea de más de 100.

La mayoría de sus crímenes los cometió en los estados de Michigan y Texas, hasta que finalmente fue arrestado el 23 de mayo de 1982. Por sus delitos, fue condenado a una sentencia de 60 años en prisión más cadena perpetua sin posibilidad de obtener libertad condicional.

Así fue la vida de Carl Eugene Watts

Asesino encapuchado con un arma en mano
Shutterstock

Carl Eugene Watts, conocido también como ‘Coral’ o ‘The Sunday Morning Slasher’, nació el 7 de noviembre de 1953 en Killeen, Texas, Estados Unidos. Desde temprana edad, aproximadamente a los 12 años, comenzó a manifestar tendencias homicidas hacia niñas y mujeres jóvenes. Se cree, incluso, que cometió su primer asesinato cuando tenía apenas 14 años de edad.

En 1969, ingresó a la Clínica Lafayette, una institución para personas con afecciones psiquiátricas, después de haber agredido sexualmente a Joan Grave, una mujer de 26 años. Ahí, fue diagnosticado con un caso leve de retraso en el desarrollo cognitivo; a pesar de sus dificultades, Watts logró graduarse de la preparatoria, pero su racha de asesinatos comenzaría tan solo unos meses más tarde, cuando ingresó al Lane College.

Los asesinatos de Carl Eugene Watts, ‘Coral’

Shutterstock

Fueron tres meses los que Carl Eugene Watts duró en la universidad, ya que fue expulsado por sus conductas violentas y por agredir sexualmente a varias mujeres. Para 1973, ya era sospechoso de un asesinato, pero la policía no logró recabar la evidencia suficiente para vincularlo al delito de homicidio en primer grado.

Un año más tarde, Carl Eugene Watts era ya considerado como un asesino en serie, cuando mató a Gloria Steele y a docenas de mujeres, a quienes secuestraba en sus propias casas para después abusar sexualmente de ellas y apuñalarlas. Una de sus víctimas, Sandra Dalpe, sobrevivió al ataque del hombre y, con esto, las autoridades pudieron montar un operativo de vigilancia que derivó en su arresto el 23 de mayo de 1982.

Modus Operandi

Silueta de asesino que tiene un cuchillo
Shutterstock

Carl Euegen Watts operó bajo un sistema de brutalidad y anonimidad; una vez que encontraba a sus víctimas (la mayoría de ellas jóvenes caucásicas de entre 14 y 44 años), procedía a secuestrarlas para torturarlas y después matarlas por medio de la estrangulación, el apuñalamiento, golpearlas y, finalmente, ahogarlas.

Uno de los motivos que evitaron que Watts fuera descubierto es que éste actuaba casi siempre en jurisdicciones distintas; como era muy raro que abusara de las mujeres antes de asesinarlas, fue prácticamente imposible ligarlo con los casos. El 23 de mayo de 1982, ‘Coral’ intentó asesinar a dos mujeres, pero una de ellas pudo escapar del lugar y solicitar ayuda a la policía.

Arresto

Shutterstock

El caso de Lori Lister y Melinda Aguilar fue la última pieza que la policía requirió para asociar a Carl Euene Watts con los asesinatos cometidos entre 1974 y 1982; sin embargo, los detectives asignados al caso nunca encontraron evidencia significativa para acusar formalmente a Watts de ser un asesino en serie.

Como parte de un acuerdo de culpabilidad, Watts fue sentenciado a pasar 60 años en prisión. El acuerdo consistía en que el asesino daría más detalles acerca de los asesinatos que había cometido y, en cambio, la policía únicamente lo sentenciaría por robo a casa habitación e intención de homicidio.

Sentencia y últimas confesiones

Martillo de juez que se utiliza para los procesos de asesino o delincuentes
Shutterstock

Carl Eugene Watts cooperó con la policía, y confesó al menos 12 asesinatos cometidos en Texas. La policía de Michigan nunca aceptó el trato de Watts con la corte de Texas, y todos los casos cometidos en ese estado permanecen abiertos con la esperanza de que sean esclarecidos algún día.

Durante el juicio, el hombre aseguró que su lista de víctimas mortales ascendía a más de 80, pero que nunca quiso decirlo por temor a ser catalogado como un ‘asesino en masa’. Al día de hoy, la policía sospecha que Watts mató a más de 100 mujeres, número que lo colocaría como el asesino en serie estadounidense más prolífico de todos los tiempos.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado