Inicio » Mami » ¿Qué cambios en tu cuerpo provoca la lactancia?

¿Qué cambios en tu cuerpo provoca la lactancia?

Cuando estás embarazada tu cuerpo pasa por cambios, lo mismo sucede con los cambios de cuerpo por lactancia, pero para que no (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
¿Has notado cambios en tu cuerpo durante la lactancia? Tal vez durante el proceso de amamantar a tu bebé recién nacido veas notables cambios en tu cuerpo, pero esto no significa que serán para siempre; de hecho, algunos de ellos suelen ser temporales y servir un propósito específico, que es darle a tu organismo, y al de tu bebé, todas las herramientas necesarias para funcionar de manera adecuada.

Por eso, es común que algunas mujeres presenten variaciones en el tamaño de sus senos, en la textura o coloración de su piel, y en la sensibilidad en la zona mamaria, lo cual es completamente normal y no suele requerir intervención médica ¡Descubre estos cambios que tu cuerpo tiene en la lactancia!

Variaciones en el tamaño del busto

Mujer dando pecho a su bebé
Shutterstock

¿Tus senos crecieron considerablemente antes de dar a luz? Esto es porque tu organismo te estaba preparando para alimentar a tu bebé y, para cumplir con este propósito, es común que el tamaño de los senos aumente antes de iniciar con la lactancia materna, pero la realidad es que este proceso es pasajero.

Esto significa que uno de los cambios permanentes que podrías experimentar en tu cuerpo es la reducción del tamaño de los senos, incluso cambiando de tamaño de copa de sostenedor una vez que hayas terminado con la lactancia materna.

Flacidez y estrías

Bebé tomando pecho
Shutterstock

Los cambios drásticos en la talla de la copa tienen otros efectos secundarios, como la flacidez y las estrías, y es que cuando la leche materna se está secando, los senos cambian de copa drásticamente, ocasionando notables cambios en la textura de la piel.

La flacidez en los senos después de la lactancia materna es uno de sus efectos más comunes, y suele estar acompañada de estrías que, contrario a algunas creencias, son marcas permanentes que tienen qué ver con la genética de cada persona y para las cuales no existe un remedio mágico, pero recuerda que son una señal de que el cuerpo ha realizado una labor extraordinaria y única.

Cuando estás dando pecho sentirás mayor sensibilidad

Shutterstock

Muchas mujeres reportan un exceso de sensibilidad en los senos y dolor de leve a severo en la zona del pecho, un efecto de la lactancia en el cuerpo de la madre que puede ser pasajero o permanente, dependiendo de la severidad del caso. 

El aumento de la sensibilidad deriva en otras preocupaciones para la madre, como el estado de su vida sexual o el cambio que debe realizar en su guardarropa para adaptarse a las nuevas necesidades de su cuerpo; sin embargo, esta sensibilidad podría ser pasajera ¡Recuerda ser paciente con tu cuerpo!

Disminución en el riesgo de padecer cáncer por dar pecho

Shutterstock

La lactancia materna tiene efectos positivos no sólo en el organismo de los recién nacidos, sino también en el de las madres: Diversos estudios científicos han logrado comprobar que la lactancia ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama, especialmente cuando se lleva a cabo durante un periodo prolongado.

En esto influyen factores como la genética y la edad de la madre, y aunque aún no se sabe la causa directa de este beneficio, se cree que es resultado de una menor producción de óvulos durante la lactancia. De cualquier manera, no olvides consultar con tu médico acerca de cualquier síntoma de alerta ¡Recuerda que la prevención siempre será tu mejor aliada!

Continua artículo relacionado