Inicio » Entretenimiento » Brian Keith Baldwin-Crímenes de terror

Brian Keith Baldwin-Crímenes de terror

Brian Keith Baldwin nació el 16 de junio de 1958 en Charlotte, Carolina del Norte, Estados Unidos. En su adolescencia, se enfrentó (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

Brian Keith Baldwin fue ejecutado en 1999, después de haber sido acusado del asesinato de una joven, en Alabama; sin embargo, hasta el día de hoy la única evidencia que incrimina a Baldwin en el suceso es una confesiónn que, de acuerdo con el acusado, fue hecha después de ser presionado por la policía.

Incluso, unos años antes de su ejecución, Edward Dean Horsley declaró ser el único responsable de la muerte de Naomi Rolon, la mujer cuyo asesinato se le atribuyó a Keith Baldwin. Algunos expertos consideran que los prejuicios raciales jugaron un papel importante para que Baldwin fuera acusado, condenado y ejecutado.

Brian Keith Baldwin: ¿Cómo fue su infancia?

Brian Keith Baldwin nació el 16 de junio de 1958 en Charlotte, Carolina del Norte, Estados Unidos. En su adolescencia, se enfrentó a algunos problemas con la autoridad, y en 1977, cuando tenía 18 años, llegó a ser recluido en un centro juvenil por el robo de un automóvil en Carolina del Norte.

El 12 de marzo de ese año, Brian Keith Baldwin conoció a Edward Dean Horsley, un joven de 19 años  de edad que fue acusado de robo armado y de herir a un oficial que se encontraba en la escena; años más tarde, Horsley admitió que él era el único culpable del crimen por el que condenaron a muerte a Baldwin, y que este nunca tuvo conocimiento del asesinato.

Las acusaciones en contra de Brian Keith Baldwin

Fue en marzo de 1977 cuando la policía encontró el cuerpo de Naomi Rolon, una joven de 16 años que estaba en camino a visitar a su padre en el hospital; las autoridades creen que la joven aceptó subir a su auto a Baldwin y a Horsley, quienes procedieron a robarle, apuñalarla y violarla.

Después de asesinarla, abandonaron su cuerpo y el automóvil en el condado de Monroe, en Alabama. Los criminales procedieron a robar un automóvil, y, después de un intento de fuga, fueron capturados e interrogados por la policía. Ahí, Baldwin admitió su culpabilidad en el asesinato, pero más tarde dijo que la única razón por la que había confesado era porque los oficiales aplicaron tácticas intimidatorias hacia él, además de que a ninguno de los hombres se les concedió el derecho de realizar una llamada o de contactar a un abogado.

Juicio y condena

Tanto Brian Keith Baldwin como Horsley fueron procesados por el asesinato de Naomi Rolon y por un cargo de robo violento; estas acusaciones fueron suficientes para que las autoridades solicitaran la pena de muerte para ambos hombres, quienes tuvieron juicios separados para determinar si alguno de ellos podía recibir una condena menor.

En sus declaraciones, Brian Baldwin aseguró que la policía lo torturó para obtener una confesión que lo incriminara en el asesinato de Rolon. A pesar de que no se encontró evidencia que vinculara a Baldwin con la escena del crimen, finalmente fue condenado a la pena de muerte después de tan solo un día y medio de juicio.

Apelaciones

Antes de su ejecución, la defensa de Baldwin intentó reducir la condena, alegando que las leyes de Alabama no aplicaban en el caso, que había ocurrido en Carolina del Norte, y que existía evidencia de que el acusado había sido sometido a violencia física y a choques eléctricos para confesar su responsabilidad en el asesinato.

Otra de las apelaciones realizadas se basó en el hecho de que ninguno de los acusados pudo recibir consejo legal oportuno, y que Baldwin había sido erróneamente señalado del suceso debido a su color de piel. A pesar de estos intentos, las apelaciones fueron rechazadas y se reafirmó la condena de muerte para Baldwin.

Muerte

Entre los personajes que abogaron por Brian Keith Baldwin se encuentran el Papa, el presidente Jimmy Carter, Coretta King, viuda de Martin Luther King y el arzobispo de Mobile, Alabama, quienes enviaron cartas y peticiones formales a la Suprema Corte de Estados Unidos para intentar que Baldwin fuera ejecutado.

Ninguna de estas peticiones fue tomada en cuenta, y el hombre fue ejecutado vía electrocución el 18 de junio de 1999. Años después de la ejecución de Baldwin, se descubrió que toda la evidencia había sido destruida y que era imposible reabrir el caso para intentar limpiar su nombre.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado