Inicio » Salud » Vacuna rusa contra el coronavirus será fabricada en Brasil

Vacuna rusa contra el coronavirus será fabricada en Brasil

Brasil fabricará vacuna rusa aprobada por este país contra el coronavirus tras un acuerdo que suscribirá el estado de Paraná con Rusia

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Brasil fabricará vacuna rusa
  • Brasil fabricará vacuna rusa aprobada por este país contra el coronavirus tras un acuerdo que suscribirá el estado de Paraná con Rusia
  • La decisión fue anunciada horas después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, informara que sus país ha logrado ser el primero en el mundo en registrar una vacuna
  • Pero existen dudas por la prontitud en que se obtuvo la vacuna y la OMS recibió con cautela la noticia y dijo que debería seguir los trámites de precalificación y revisión que manda el organismo

Brasil fabricará vacuna rusa. La vacuna rusa será producida en el sur de Brasil tras un acuerdo que suscribirá el Gobierno del estado de Paraná con Rusia, según informó este martes el director del Instituto de Tecnología de Paraná (Tecpar), Jorge Callado.

La decisión fue anunciada horas después de que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, informara que su país ha logrado ser el primero en el mundo en registrar una vacuna contra el patógeno.

Ratinho Junior, gobernador del estado de Paraná, tiene previsto reunirse este miércoles con Serguei Akopov, embajador de Rusia en Brasil, para abordar el acuerdo de cooperación técnica para la producción de la vacuna elaborada por Centro de Epidemiología y Microbiología Gamaleya y bautizada como Sputnik V.

Las conversaciones entre Paraná y Rusia ya estaban en marcha desde julio, cuando las autoridades del sureño estado entregaron un protocolo de intenciones al embajador ruso para la fabricación del fármaco, el cual fue aprobado sin haber completado todos los ensayos previstos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió con cautela la noticia y señaló que la vacuna rusa, como el resto de las que se desarrollan, deberá seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

Pese al recelo de la comunidad científica por la velocidad de los ensayos y la opacidad de los datos, Putin indicó que tiene conocimiento de que la vacuna registrada este martes en el Ministerio de Sanidad de Rusia es “suficientemente eficaz, crea una inmunidad estable” y “ha superado todas la verificaciones necesarias”. Reveló incluso que una de sus hijas participó en los ensayos clínicos de la vacuna.

Brasil, el segundo país del mundo más afectado por el coronavirus, ya ha comenzado a testar en voluntarios la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford junto con el grupo farmacéutico británico AstraZeneca, así como la fabricada por el laboratorio chino Sinovac Biotech.

Una de las razones de la elección del país como centro de pruebas y producción de las vacunas es el elevado número de contagios registrados en los últimos cinco meses.

Brasil sobrepasó el pasado sábado las 100.000 muertes, con una media de 1.000 decesos diarios desde finales de mayo. Además, registra más de 3 millones de casos por coronavirus, aunque las cifras de contagios podrían ser hasta diez veces mayores, según algunos estudios, debido a una elevada subnotificación.

Trump anuncia que EE.UU. también está “muy cerca” de aprobar una vacuna

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este martes que su Gobierno está “muy cerca” de aprobar una vacuna contra el coronavirus, el mismo día en que Rusia registró la primera en el mundo.

Sin citar el logro del Kremlin, Trump se refirió a los esfuerzos para aprobar la vacuna tan solo empezar la rueda de prensa casi diaria en la que informa sobre el estado de la pandemia de COVID-19 en el país, que supera ya los 5,1 millones de casos y roza 165.000 muertos.

Archivado como: Brasil fabricará vacuna rusa

“Estamos invirtiendo en el desarrollo y fabricación de las seis principales candidatas para asegurar su rápida distribución, y las Fuerzas Armadas están listas, listas para entregar la vacuna a los estadounidenses tan pronto como la primera esté del todo aprobada”, dijo el presidente.

“Y estamos -añadió- muy cerca de esa aprobación”.

Trump prometió que en el momento en que una de las candidatas sea aprobada ya estarán disponibles 100 millones de dosis para vacunar a los estadounidenses y también dijo que “poco después” se producirán 500 millones más.

De hecho, en la misma rueda de prensa Trump anunció un acuerdo con Moderna, una de las farmacéuticas que más cerca está de finalizar las pruebas con su vacuna, para adquirir 100 millones de dosis cuando esté aprobada. Moderna, por su parte, informó de que el acuerdo asciende a unos 1.500 millones de dólares.

Según el mandatario, los esfuerzos de su Gobierno para lograr la vacuna son “la mayor y más avanzada operación de este tipo en el mundo y en la historia”.

“EL PUNTO NO ES SER LOS PRIMEROS”

Aunque Trump no se refirió ni fue interrogado sobre la vacuna rusa, sí lo hizo su secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar. Desde Taiwán, el ministro afirmó a la cadena ABC que “el punto no es ser los primeros; el punto es tener una vacuna segura y efectiva para los estadounidenses y para la gente en el mundo”, y reclamó al Kremlin “datos transparentes”.

Azar también dijo que espera tener “decenas de millones” de dosis disponibles para diciembre, pasadas ya las elecciones presidenciales de noviembre.

En la misma línea que Azar se expresó el principal epidemiólogo del Gobierno de EE.UU., Anthony Fauci: “Espero que los rusos hayan probado definitivamente que la vacuna es segura y eficaz. Dudo seriamente que lo hayan hecho”.

Por su parte, el jefe de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) -la agencia gubernamental encargada de dar el visto bueno a la vacuna-, Scott Gottlieb, insinuó que el anuncio del Kremlin “puede ser otro esfuerzo para avivar las dudas o incitar a Estados Unidos a forzar una acción temprana”.

Archivado como: Brasil fabricará vacuna rusa

PROHIBIR LA ENTRADA DESDE MÉXICO

En paralelo a la vacuna, el Gobierno de Trump estudia combatir al virus añadiendo a México -uno de los países más golpeados por la pandemia- a la lista de naciones desde las que prohíbe la entrada, como China, Brasil y la mayoría de Europa, según informó The Washington Post.

El diario capitalino también reveló que en la Casa Blanca circula una propuesta para bloquear la entrada a estadounidenses y residentes permanentes si se sospecha que están contagiados de COVID-19, una facultad que no está claro que tenga el Gobierno.

La frontera terrestre con México ya está cerrada, igual que con Canadá, pero se siguen permitido los viajes esenciales y los aéreos con el país latinoamericano, que acumula más de 485.000 casos confirmados y 53.000 fallecidos.

LA RELACIÓN CON XI “YA NO ES LA MISMA”

Trump también se refirió este martes a la “gran” relación que según él mantenía con su homólogo chino, Xi Jinping, y que ha cambiado desde el estallido de la pandemia, de la que el líder estadounidense culpa a Pekín por no haber controlado el brote inicial.

“Solía tener una muy buena relación con él. Tenía una gran relación con el presidente Xi. Le aprecio, pero ya no siento lo mismo ahora”, dijo Trump en declaraciones a la radio Fox Sports.

“Ciertamente mis sentimientos son diferentes. Tenía una muy, muy buena relación, y no he hablado con él desde hace tiempo”, agregó.

Archivado como: Brasil fabricará vacuna rusa

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado