Buscar
Aprieta "Enter" para buscar o "ESC" para cerrar.

Mitos y Leyendas: El Bermejo

La flor conocida como letanetá tiene hojas en forma de corazón y esto se debe a una historia que ocurrió a dos jóvenes castigados.
2024-02-16T16:07:44+00:00
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Bermejo, Shutterstock
  • Genny de Bernardo te comparte la leyenda del Bermejo.
  • Se trata de una historia en la cual dos jóvenes enamorados son castigados por ir en contra de leyes.
  • Sin importar que hayan sido separados, su amor superó la muerte para mantenerse juntos.

En las tierras que bordeaban el río Bermejo, dos tribus rivales, los tobas y los matacos, disputaban ferozmente el territorio.

Un conflicto que alcanzó su punto más álgido cuando los tobas sufrieron una gran afrenta: la hija del cacique fue capturada por los matacos y llevada a vivir entre ellos.

A pesar de extrañar su hogar, la joven se fue familiarizando con su nueva vida entre los matacos, especialmente después de conocer al hijo del cacique enemigo. Con el tiempo, ambos se enamoraron profundamente.

Sin embargo, su amor era una afrenta a las normas y creencias de ambas tribus. La unión entre una toba y un mataco estaba prohibida por las leyes de los hombres y considerada maldita por los dioses.

El sacrificio de los enamorados

Agua, Onda, Piedras, MundoNow, Podcast
Shutterstock

A pesar de las estrictas órdenes del consejo tribal para que cesaran sus encuentros, los amantes continuaron viéndose en secreto, fortaleciendo aún más su amor a la sombra de su prohibido romance.

Cuando el cacique tomó una posición firme en defensa de las tradiciones tribales, el consejo decidió que los amantes debían ser sacrificados.

Sus corazones serían arrancados y arrojados al río como advertencia para quienes desafiaran las normas sociales y divinas.

Bajo el sol del mediodía, los jóvenes fueron llevados al borde del barranco y ejecutados. Sus corazones, al ser arrojados al agua, tiñeron el río de un eterno rojo.

Algo sorprendente ocurre

Cenizas, Fuego, Arena, MundoNow, Leyenda
Shutterstock

Pocos días después, la gente volvió al lugar para comprobar el resultado del castigo. Para su asombro, los corazones no habían sido arrastrados por la corriente; flotaban juntos en el mismo sitio donde habían sido arrojados.

Decidieron sacar los corazones del agua y quemarlos para extinguir cualquier rastro de su amor prohibido.

Durante una ceremonia solemne, las cenizas fueron dispersadas por el viento, dejando atrás solo un montículo grisáceo y una débil columna de humo.

Días más tarde, un enviado regresó al sitio para asegurarse de que las cenizas hubieran sido llevadas por el viento, pero quedó atónito al descubrir que, en lugar de las cenizas, había crecido un pequeño árbol desconocido.

Letanetá

Hojas, Corazón, Bermejo, Leyenda, Podcast
Shutterstock

Entre sus hojas verdes, se asomaban dos únicas flores rojas, formando la figura de un corazón.

Este árbol, llamado «letanetá» por los matacos, nació bajo la sombra de su amor prohibido y las aguas del río que llevaba su nombre.

Desde entonces, la amistad entre los tobas y los matacos comenzó a florecer, mientras ambas tribus continuaban luchando juntas en el monte por su supervivencia.

Mitos y Leyendas se despide por el momento y espera que la leyenda del Bermejo te haya encantado tanto como se ha disfrutado compartirla.

Etiquetas:
Artículo relacionado
Regresar al Inicio