Inicio » Mami » ¿Cómo hacer que tu hijo coma verduras?

¿Cómo hacer que tu hijo coma verduras?

Existen bastante beneficios niños comer verduras, pero puede ser que se presente como algún tipo de reto el consumo de estas y no (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
¡Consigue que tus niños aprendan a comer verduras! Según las estadísticas recaudadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los CDC, alrededor del 60% de los niños no consumen frutas y el 93% de ellos no come los suficientes vegetales en su dieta diaria, lo que sugiere una necesidad latente de enseñar a los niños a comer alimentos más variados.

Por eso, siempre es buen momento para inculcar en los niños hábitos alimenticios que les ayuden a crecer sanos y fuertes, al mismo tiempo que descubren nuevos sabores: ¡Descubre las mejores recetas para que tus hijos consuman cada vez más vegetales!

4. Integra nuevos vegetales con recetas ya conocidas

Vegetales de juguete
Shutterstock

No se trata de obligar a los niños a consumir vegetales en contra de su voluntad, sino de encontrar una manera de integrarlos de manera gradual; una forma de hacerlo es agregando nuevos vegetales a recetas que los niños ya conocen y han probado, así, podrán aprender a disfrutar de su sabor, textura y beneficios.

Probar nuevos vegetales puede suponer un reto para los niños, especialmente para aquellos que tengan una aversión a ciertas texturas, pero si se añade un nuevo vegetal al platillo favorito de estos, será más sencillo generar un entorno de confianza para que descubran por sí mismos una nueva opción de alimento.

3. Crea experiencias divertidas

Shutterstock

Si tu hijo tiene dificultad para aceptar nuevos alimentos, tu mejor opción será utilizar la creatividad para que este proceso, lejos de ser traumático, se convierta en una oportunidad para educar y pasar un momento en familia cortando vegetales y diseñando nuevos platillos llenos de color y nutrientes.

Permite que tus hijos te acompañen en el proceso de preparación de los alimentos, utilizando colores que llamen su atención y creando formas divertidas para que cada plato cuente una historia nueva: ¡Verás cómo se animan a probar todos los vegetales!

2. Recompensa el consumo de vegetales

Plato con vegetales junto a un niña
Shutterstock

Esta es una estrategia que suele tener éxito, ya que no estarás obligando a los niños a consumir vegetales, sino a ponerse nuevos retos y a abrirse a experiencias gastronómicas que, a lo largo de la vida, les ayudarán a mantener una nutrición balanceada y a disfrutar de una gran cantidad de sabores provenientes de las cocinas más importantes del mundo.

Lo ideal es brindar recompensas que no tengan nada qué ver con la comida, pues esto podría enviar señales equivocadas a tus hijos y hacerles creer que comer vegetales es un sacrificio que se recompensa con comida chatarra. Una opción es establecer un sistema de premiación en la que el niño obtenga beneficios como más tiempo de uso de dispositivos móviles, dejar que se duerman un poco más tarde de los acostumbrado.

1. Añade vegetales a la preparación de recetas

Shutterstock

Para algunos niños con dificultades sensoriales, resulta complicado adaptarse a nuevas texturas, pero esto no debe ser impedimento para incluir más nutrientes en su alimentación, ya que existen maneras de incluirlos en platillos como sopas, pastas y licuados ¡Sin que el niño se entere!

Por supuesto, lo ideal es hacer partícipe a los niños de su alimentación, explicándoles los beneficios de consumir vegetales; sin embargo, en los casos en los que esta tarea resulte imposible, podrías contemplar la opción de picar finamente o licuar los vegetales para que estos pase desapercibido en el alimento favorito de tus hijos. 

Continua artículo relacionado