Inicio » Dinero » 10 cosas a considerar cuando pidas un aumento

10 cosas a considerar cuando pidas un aumento

Un aumento de salario es lo que todos quieren, pero es necesario analizar las cosas antes de pedirlo. Aquí te proporcionamos un par (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

¿No te enoja pensar que podrías estar ganando el doble o el triple de lo que ganas? Sabes lo duro que trabajas, sabes cuánto de ti misma pones en tu trabajo, ¿así que por qué nos conformamos con lo que sea que nos den? Las mujeres siguen ganando menos por hora que los hombres haciendo exactamente el mismo trabajo y teniendo las mismas cualificaciones. Y, si eres como nosotros, probablemente trabajas al máximo. Así que pensamos que ya es hora de negociar tu salario.

Como con la mayoría de las cosas, el momento lo es todo. De acuerdo a Liz Ryan, CEO y fundadora de Human Workplace: “Si quieres presionar por más de lo que tu empleador paga de manera estándar, tienes que sacar el tema tres meses antes de tu junta de revisión de desempeño, por lo menos.” Con eso dicho, sin importar cuánto merezcas un aumento, necesitarás cierta delicadeza cuando llegue el momento de acercarte a tu jefe. Desde el tiempo hasta la cantidad, aquí hay 10 cosas que debes considerar cuando sea momento de negociar tu salario.

1. Historia

Shutterstock

¿Cuándo fue la última vez que te dieron un aumento? Si fue hace más de un año, ahora es un buen momento para pedir otro. Por supuesto, deberías señalar respetuosamente que ya ha pasado más de un año.

2. Equidad de pago

¿Con qué tanta frecuencia se dan aumentos en tu industria o dentro de tu empresa en particular? Si todos ganan más y tu salario se ha quedado estancado, es hora de pedir algo de equidad.

3. Desempeño en el trabajo

Una mujer sonriendo en el trabajo
Shutterstock

¿Tu desempeño en el trabajo indica claramente que mereces un aumento? Si has estado teniendo problemas para estar al día o has tenido un par de situaciones de insubordinación o errores en el trabajo, deberías esperar a que todo eso haya pasado antes de pedir más dinero.

4. La empresa primero

Desafortunadamente para ti, el bienestar financiero de la empresa siempre estará primero. Mira a tu alrededor y escucha. ¿Hay señales de que a la compañía le esté yendo mal? Si es así, quizá no es un buen momento para negociar tu salario.

5. La revisión anual de tu trabajo

Unas personas en unas oficinas de trabajo
Shutterstock

La mayoría de las organizaciones tienen una revisión anual. Si está cerca al momento del año en el que se hace la revisión de tu trabajo, intenta agendar una discusión sobre tu salario desde antes. Si esperas hasta la revisión, es probable que la decisión ya haya sido tomada.

6. El jefe

Considera la personalidad de tu supervisor. ¿Preferiría que se lo pidas directamente o de manera sutil? Es más probable que obtengas lo que quieres si lo pides de una manera que complemente a su estilo de comunicación preferido.

7.  Análisis de funciones de trabajo

Shutterstock

Si ya haces más de lo que tu trabajo requiere o más que tus compañeros de trabajo con el mismo título, asegúrate de que tu jefe esté al tanto de tus logros. Hazle saber que estás yendo más allá con tu trabajo. Después, en otra ocasión, puedes hablar de tu disposición a lograr más cuando pidas un aumento.

8. Números

Conoce el número que quieres obtener y prepárate para negociar tu salario.

9. Ultimátum

Una mujer frente a una computadora en escritorio de trabajo
Shutterstock

¿Estás amenazando con irte si no te dan el aumento? Asegúrate de tener algún lugar al que ir o un colchón financiero que pueda sostenerte el tiempo que lo necesites si renuncias.

10. Decepción

Podrías no obtener el aumento que mereces después de todo. Prepárate para lidiar con un ‘no’ y con la decepción que vendrá con él. Si no puedes ser feliz en tu puesto con tu salario actual, quizá es momento de buscar en otro lugar.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado