Inicio » Hoy » Ataque Irán: Trump rompe el silencio y revela que hablará mañana

Ataque Irán: Trump rompe el silencio y revela que hablará mañana

Ataque Irán. La Casa Blanca confirmó que Trump fue informado y que se mantiene en contacto con su equipo de seguridad nacional.

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
ataque Irán
  • Trump fue informado tras el ataque de Irán a bases militares estadounidenses
  • El presidente se reunió con los secretarios de Estado y de Defensa
  • Más de una decena de misiles balísticos impactaron dos bases aéreas de EE.UU.

 

Ataque Irán. Tras el ataque de Irán a dos bases aéreas que albergan a tropas estadounidenses, el presidente Donald Trump no ofreció un mensaje a la Nación como se esperaba, pero sí rompió el silencio a través de su cuenta de Twitter.

“¡Todo está bien!”, dijo Trump para empezar el mensaje tuiteado pocos minutos antes de las 10:00 de la noche (hora local de Washington).

“Misiles lanzados desde Irán en dos bases militares ubicadas en Irak. Evaluación de víctimas y daños que tienen lugar ahora. ¡Hasta aquí todo bien!¡Tenemos el ejército más poderoso y bien equipado en cualquier parte del mundo, con diferencia!, agregó el presidente en su breve comunicado.

 

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1578352893/Captura-de-pantalla-2020-01-06-a-las-17.21.03_gdluud.png” url= “https://mundohispanico.com/chiqui-delgado-confirma-sospechas-jorge-ramos/” title= “Chiqui Delgado confirma sospechas con fotografía junto a Jorge Ramos (FOTO)”]

 

Después lanzó una promesa: “Haré una declaración mañana por la mañana”.

El presidente de EE.UU. se reunió este martes con los secretarios de Estado, Mike Pompeo, y de Defensa, Mark Esper, después de que más de una decena de misiles balísticos impactaron dos bases aéreas que albergan tropas estadounidenses, según versiones de medios locales.

Corresponsales de distintos medios estadounidenses en la Casa Blanca dieron cuenta a través de Twitter de la llegada de Pompeo y Esper, a quien se les sumó el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto.

La reunión tiene lugar después de que el Pentágono confirmó este martes que el ataque fue lanzado desde Irán.

De acuerdo con The Hill, el presidente Trump fue informado el martes por la noche después de que Irán se atribuyó la responsabilidad del lanzamiento de misiles en una base militar iraquí que albergaba tropas estadounidenses, una marcada escalada en el conflicto entre los dos países tras el asesinato de un alto general iraní por parte de Estados Unidos.

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, afirmó en un comunicado que todavía no está claro si ha habido víctimas y precisó que el ataque, una posible represalia de Irán por el asesinato por parte de EE.UU. del general Qasem Soleimani, se produjo contra las bases de Al Asad y Erbil.

Según el Pentágono, en esas bases permanecen tropas estadounidenses y de la coalición.

En el comunicado, el Pentágono dijo que Irán “lanzó más de una docena de misiles balísticos contra las fuerzas militares y de coalición estadounidenses en Irak”, y agregó: “Está claro que estos misiles fueron lanzados desde Irán y atacaron al menos dos bases militares iraquíes que albergan al ejército estadounidense y personal de coalición en Al-Assad e Irbil”.

La Casa Blanca confirmó que Trump fue informado y que se mantiene en contacto con su equipo de seguridad nacional.

Una fuente de la Policía de la provincia de Al Anbar y otra fuente del Ejército iraquí confirmaron a Efe que al menos 13 misiles impactaron en la base militar de Ain al Asad, en el oeste de Irak y donde están desplegadas tropas estadounidenses.

La fuente de la Policía dijo que varios misiles fueron lanzados contra esa base situada en la zona de Al Bagdadi, al oeste de la capital provincial Ramadi, pero de momento se desconocen los daños materiales o personales causados por el impacto.

Mientras, la fuente del Ejército iraquí detalló que 13 misiles impactaron en Ain al Asad y se escucharon explosiones dentro del perímetro de la base, pero no pudo confirmar si se produjeron víctimas.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y su esposa Karen visitaron la base el pasado mes de noviembre y sirvieron una comida de Acción de Gracias a unos 150 militares estadounidenses.

A Ain al Asad también acudió el presidente Donald Trump, junto a su mujer Melania, en diciembre de 2018 en una visita sorpresa de la que no fueron informadas ni siquiera las autoridades iraquíes “por motivos de seguridad”.

Irán respondió el miércoles a Estados Unidos por el asesinato de un alto general y lanzó una serie de misiles tierra-tierra contra dos bases iraquíes donde hay tropas estadounidenses estacionadas, advirtiendo al gobierno estadounidense y a sus aliados en la región que se abstengan de represalias.

Los ataques iraníes representan una enorme escalada en las tensiones que han ido en aumento constante en todo Medio Oriente en los últimos meses después de la decisión del presidente Donald Trump de retirar unilateralmente a su país de un acuerdo nuclear entre Teherán y las potencias mundiales.

La televisión estatal de Irán señaló que el ataque fue en venganza por la muerte del general de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani, cuyo funeral el martes dio pie a llamados a vengar su muerte.

La muerte de Soleimani y los ataques con misiles también representan la primera ocasión en los últimos años en que Washington y Teherán intercambian ataques directos en la región. La ofensiva incrementó la posibilidad de un conflicto abierto entre los dos países, que han sido enemigos desde los primeros días de la Revolución Islámica en Irán en 1979.

Funcionarios estadounidenses confirmaron los ataques, aunque Irán sólo ha reconocido haber atacado una base. De momento no había reportes sobre víctimas.

La Guardia Revolucionaria de Irán le advirtió a Estados Unidos y a sus aliados regionales que no tomen represalias por el ataque con misiles contra la base aérea Ain Assad en la provincia iraquí de Anbar, en el oeste del país, según un comunicado difundido por la agencia noticiosa estatal IRNA.

“Les estamos advirtiendo a todos los aliados estadounidenses, que le dieron sus bases a su ejército terrorista, que cualquier territorio que sea el punto de inicio de actos agresivos contra Irán será atacado”, afirmó la Guardia Revolucionaria, que también amenazó a Israel.

Después del ataque, un exnegociador iraní publicó en Twitter la bandera de la República Islámica, aparentemente copiando lo hecho por Trump, quien tuiteó una imagen de la bandera de Estados Unidos poco después del abatimiento de Soleimani y de otras personas en un ataque con dron el viernes en Bagdad.

La base Ain Assad fue utilizada por las tropas de Estados Unidos por primera vez después de la invasión de 2003 en la que fue derrocado el dictador Saddam Hussein, y posteriormente volvieron allí para combatir al grupo Estado Islámico en Irak y Siria. Hay unos 1.500 efectivos de la coalición estadounidense estacionados ahí.

Al operativo se le llamó “Mártir Soleimani”, añadió la televisora iraní. Agregó que la división aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, que controla el programa de misiles de Irán, lanzó el ataque. Teherán señaló que divulgará más información posteriormente.

Estados Unidos también reconoció otro ataque con misiles contra una base en Irbil, en la región kurda de Irak.

Alrededor de 70 soldados noruegos se encontraban en la base aérea, pero no se había reportado algún herido, comentó Brynjar Stordal, portavoz de las Fuerzas Armadas de Noruega, a The Associated Press durante una entrevista telefónica.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado