Inicio » Dinero » 4 formas de ahorrar dinero al lavar la ropa

4 formas de ahorrar dinero al lavar la ropa

Descubre 4 increíbles maneras de ahorrar dinero en el lavado de tu ropa y la de tu familia, sin sacrificar la calidad de los (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
¿Sabías que, de acuerdo al sitio statista.com, cada año el usuario promedio gasta alrededor de 170 dólares en productos de lavado de ropa por cada habitante del hogar? Por supuesto, esta cifra podría ser aún más alta dependiendo de la región en la que vivas, y por eso es importante conocer las mejores formas de ahorrar dinero en este tipo de tareas.

Descubre 4 increíbles maneras de ahorrar dinero en el lavado de tu ropa y la de tu familia, sin sacrificar la calidad de los productos que utilizas ni la duración de tu ropa, sábanas y artículos personales. ¡Es momento de comenzar a ahorrar valiosos dólares!

4. Llena tu lavadora y usa agua fría

Un cubo con ropa
Shutterstock

Dos tips infalibles para gastar menos dinero en cada ciclo de lavado es llenando la lavadora a su máxima capacidad y utilizando agua fría. Utilizar de manera adecuada tu lavadora es clave para evitar gastos innecesarios, ya que el consumo de energía será el mismo, ya sea que la máquina esté llena o a media capacidad.

Otra opción para ahorrar dinero durante el lavado de la ropa es utilizando únicamente agua fría; esto es porque una temperatura más baja ayuda a minimizar el uso de energía. A largo plazo, podrías ahorrarte una gran cantidad de dinero en algo que no requiere de un gran esfuerzo ¡no dudes en intentarlo!

3. Si es posible, seca tu ropa de forma natural

Ropa doblada
Shutterstock

Al momento de secar la ropa, cuentas con varias opciones para reducir el gasto de energía; una de ellas es secando tu ropa en anaqueles especiales o sacándola al sol por algunas horas. Otra forma de reducir el ciclo de secado es recurriendo a las bolas de lana, que tienen la misión de acelerar el proceso y reducir los recursos empleados en el ciclo de lavado.

Al realizar este proceso, es importante leer las indicaciones de la secadora para no sobrecargarla de ropa o, al contrario, emplear demasiada energía en una carga menor a su capacidad (hacer esto llevará más tiempo y te generará un gasto mayor a largo plazo).

2. Utiliza correctamente los detergentes

Shutterstock

A veces, por las prisas, algunas personas no se dan el tiempo de leer ni las indicaciones de su lavadora ni el modo de uso de los detergentes y aromatizantes que utilizarán durante el lavado, lo que podría hacer que utilicen una mayor cantidad a la requerida; así, no sólo se crea un gasto mayor, sino también se crea un desgaste en las telas de las prendas.

Los expertos recomiendan siempre leer con detenimiento las etiquetas de los detergentes y utilizar la cantidad mínima recomendada en cada ciclo de lavado. Aunque pienses que mientras más detergente utilices, más limpia quedará tu ropa, este no es el caso; por ejemplo, para una carga pequeña, sólo necesitas el equivalente a dos cucharadas de producto.

1. Elige la hora adecuada para lavar la ropa

Shutterstock

Otras dos formas de ahorrar energía es eligiendo una lavadora o secadora que funcione a base de gas o, bien, adquiriendo máquinas con certificación Energy Star, que reducen el consumo de energía hasta en un 20%. Si esto no es una opción adecuada para ti, entonces te recomendamos seleccionar los horarios en los que el consumo de energía tiene un menor precio ¡Consulta a tu compañía para saber los mejores horarios de ahorro!

Por ejemplo, en el invierno, puedes utilizar tu lavadora y secadora durante la noche, cuando el resto de las personas han utilizado grandes cantidades de agua caliente o la mayoría de la población ha programado sus termostatos a temperaturas más bajas.

Etiquetas:
Continua artículo relacionado