Inicio » Mami » Un final poderoso/pacífico: 10 rituales de mañana y de tarde para tu día

Un final poderoso/pacífico: 10 rituales de mañana y de tarde para tu día

¿Ya tienes una rutina para iniciar y terminar tu día? ¡Es un buen día para adoptar nuevas actividades! De acuerdo con la ciencia que (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
¿Ya tienes una rutina para iniciar y terminar tu día? ¡Este es un buen día para adoptar nuevos hábitos! De acuerdo con las estadísticas, el 92% de las personas que mantienen rutinas de mañana y de noche, se consideran altamente productivas, lo que les ayuda a encontrar un balance en cada aspecto de sus vidas. De hecho, se estima que 1 de cada 3 personas inician su día con hábitos como la limpieza del hogar para enfocar la atención hacia la productividad.

Si quieres ser una persona más productiva o darle un giro de 180° a tu vida, te recomendamos adoptar nuevas rutinas que te acompañen desde que despiertas hasta que te vas a la cama después de un largo día de actividades. A continuación, te presentamos algunos consejos que millones de personas siguen en todo el mundo para establecer rituales de mañana y de tarde para iniciar y terminar tu día con la mejor actitud ¡Conócelos!

10. Por la mañana Programa tu alarma

Un reloj para saber momentos de actividades
Shutterstock

¿Cuántas veces te has propuesto despertar más temprano y no lo has conseguido? Siempre es un buen momento para ordenar tus actividades y procurar un mayor rendimiento de tu día, y una forma efectiva de hacerlo es programando tu alarma unos minutos más temprano que de costumbre; esto ayudará a crear una rutina en la que no estés todo el tiempo a prisa antes de prepararte para trabajar o realizar tus actividades normales.

Programar la alarma a una hora más temprana también abrirá el espacio para que puedas integrar a tu vida otro tipo de rutinas de cuidado personal, y también te obligará a procurar tus horas de descanso; esto es porque, cuando despiertas más temprano, requieres dormir más temprano para completar las horas de sueño que tu organismo requiere para funcionar de manera adecuada de acuerdo a tu estilo de vida, edad y características.

9. Inicia con una rutina de higiene personal es una de las mejores actividades

Shutterstock

Desde que despiertas hasta que te vas a la cama, no puede faltar en tus rituales el cuidado personal que involucra a tu dentadura; este incluye el cepillado de dientes con una pasta dental adecuada justo al despertar. El cepillado debe durar al menos dos minutos, y ser tan minucioso como sea posible para ayudar a retirar toda la placa y restos de alimentos que pudieran permanecer en tu boca y causarte malestares a largo plazo.

Tu ritual de higiene personal durante las mañanas también puede incluir otros procesos como la aplicación de productos de limpieza facial, cepillado de cabello, aplicación de maquillaje e incluso el uso de mascarillas para hidratar el rostro antes de exponer la piel a los rayos UV y a la contaminación. Dedicarle unos minutos a consentirte servirá como aliciente para sentir un verdadero bienestar que te impulse a salir de casa con la mejor actitud.

8. Realiza estiramientos

Señora estirándose como parte de su rutina de calentamiento
Shutterstock

Al dormir, los músculos del cuerpo entran en un estado de relajación y la presión sanguínea disminuye, pero a veces, al dormir varias horas en la misma posición, los músculos pueden tensarse y producir molestias. Por eso, los expertos recomiendan realizar ejercicios de estiramiento al despertar, ya que estos ofrecen beneficios físicos para hacer más cómodas tus actividades, además de prevenir lesiones corporales a corto y largo plazo.

Uno de los beneficios principales de los estiramientos matutinos es que tu espalda sentirá un gran alivio, ya sea que tengas un estilo de vida activo o un poco más sedentario (en el caso de las personas que trabajan largas horas sentadas); a largo plazo, notarás que tienes menos molestias relacionadas con una mala postura, y que puedes fortalecer tus músculos y articulaciones para agilizar todas tus tareas del día.

7. Bebe agua

Shutterstock

Un ritual que generará importantes cambios en tu día es el consumo de agua justo al despertar; según los consejos de los médicos, una persona debe beber al menos 650 ml de agua al momento de despertar; sin embargo, si no estás acostumbrado a esta rutina, lo mejor es empezar poco a poco para crear un hábito permanente que te ayudará a hidratar tu cuerpo, pensar con más claridad y mejorar tus procesos digestivos.

Recuerda que una de las razones por las que es importante levantarse un poco más temprano es para que tengas tiempo de hacer tus actividades en calma; así, podrás beber agua y esperar unos minutos para consumir tus primeros alimentos del día. Según los nutricionistas, una opción es esperar al menos 45 minutos después de despertar para consumir los primeros alimentos del día, aunque esto dependerá enteramente de tus necesidades nutricionales, que deben ser determinadas por un médico especialista.

6. Haz tu cama

Shutterstock

Según las estadísticas de una encuesta realizada por la Asociación Nacional del Sueño, el 70% de los estadounidenses hacen su cama cada mañana y ordenan todos los artículos que se encuentran sobre ella; esto, entre otras cosas, sirve como un recordatorio de que un nuevo día ha iniciado y que es importante salir de casa dejando todo en orden. Seguramente sentirás la motivación de llegar a un hogar listo para que puedas descansar a gusto.

Esto también puede servir como un truco mental para cambiar la percepción que tienes de ti mismo, ya que te hará sentir más responsable, comprometido y organizado. En consecuencia, podrías tener una mayor facilidad para trasladar esas características a tu lugar de trabajo e incluirla en tus relaciones personales; sin duda, se trata de un ritual indispensable para iniciar tus días de la mejor manera.

5. Por la noche Retoma tus actividades de higiene

Mujer usando hilo dental como parte de su rutina de limpieza
Shutterstock

Los dentistas recomiendan cepillarse los dientes por la noche, utilizando pastas dentales que se ajusten a tus necesidades; por ejemplo, puedes incluir una pasta blanqueadora o una que te ayude a reducir con más efectividad el riesgo de padecer caries. Hacerlo no solo te ayudará a sentirte más cómodo al dormir, sino que evitará la acumulación de placa durante la noche y podría  alejarte de enfermedades periodontales.

Otra opción que puedes incluir a tu ritual de noche es elegir una guarda dental adecuada a tus necesidades, o también recurrir a las tiras blanqueadoras después de tu rutina de higiene dental; este tipo de acciones te servirán también para relajarte durante la noche y darte el aliciente de que tus dientes se encuentran en buen estado y que tus encías están recibiendo el cuidado necesario para evitarte dolores futuros.

4. Escribe en un diario tu rutina

Una señora escribiendo algo como parte de su rutina
Shutterstock

En un estudio realizado en 2006, se encontró que las personas que practicaban el ritual de escribir en un diario mostraron una menor disposición a padecer episodios de depresión, ansiedad o sentimientos de hostilidad hacia sí mismos o hacia otras personas; se comprobó también que el 80% de las personas han recurrido a la escritura en algún momento de sus vidas para reflexionar acerca de sus propios sentimientos o actitudes hacia la vida. 

Escribir es todo un ritual que puede liberar tu creatividad y darte ideas o nuevos planes a seguir, ya sea para el día a día o para un futuro cercano. Muchas personas tienen la costumbre de escribir sus pendientes del día siguiente o el resumen de las tareas realizadas durante la mañana y la tarde, para comparar cuáles de ellas se realizaron de manera exitosa y qué factores influyeron para su retraso.

3. Haz una lista de pendientes

Shutterstock

Es posible que una de tus preocupaciones sean los pendientes que tendrás que realizar al día siguiente; en ocasiones, puedes incluso llegar a sufrir trastornos de sueño por la ansiedad que causa el trabajo, la escuela, o las tareas del hogar. Si lo piensas con calma, muchas de esas actividades podrían tomar solo algunos minutos en realizarse, por lo que no tiene caso que te preocupes por ellas; basta con escribirlas para que no las olvides y te liberes de ese pendiente cuanto antes.

En tu lista de pendientes puedes incluir tus rituales de la mañana y de la noche; por ejemplo, hacer una check list de tus hábitos de higiene, como el número de veces que te cepillarás los dientes y la cantidad de pasta dental que utilizarás. También puedes aprovechar para dejar notas positivas y motivadoras, ya sean tus propias frases o alguna que hayas leído en un libro o de otra persona y te genere impresiones positivas.

2. Escucha tu música favorita 

Shutterstock

¿Tienes una canción favorita? ¡Termina el día con ella! De acuerdo con dubslabs.com, escuchar tus canciones favoritas antes de dormir puede mejorar la calidad de tu sueño y ayudarte a adoptar mejores patrones de descanso. Además, se cree que las sensaciones positivas generadas por una canción permiten conseguir un sueño más reparador, lo que sin duda te llevará a despertar sin sentir cansancio y con ganas de iniciar tus rituales de la mañana con mejor ánimo.

Para esto, puedes crear una lista de reproducción con canciones que te generen sentimientos y pensamientos positivos, y que te motiven a dormir tranquilo. Si lo deseas, puedes descargar podcasts o listas diseñadas específicamente para conciliar el sueño con sonidos diversos como olas del mar o sonidos de lluvia; a largo plazo, podrías sentir grandes cambios en tu estado de ánimo y en tu salud en general.

1. Practica yoga

Shutterstock

Practicar yoga antes de dormir ofrece importantes beneficios corporales y mentales; en cuanto al aspecto físico, el cuerpo evita encontrarse en constante estado de sedentarismo, lo que ayuda a mejorar la circulación, prevenir coágulos y fortalecer el sistema inmune. Con una sesión de 20 minutos de yoga estarás contribuyendo a que tu cuerpo sea cada vez más fuerte y tu mente se fortalezca con pensamientos positivos.

Entre los beneficios de practicar yoga antes de dormir es que, a mediano plazo, contribuye a conciliar el sueño más rápido. Además, las personas que padecen de artritis o molestias musculares pueden sentir un mayor alivio con ejercicios de bajo impacto y estiramientos. Los ejercicios de respiración que acompañan a la práctica de la yoga también son útiles para la pérdida de peso y para evitar el insomnio o desórdenes hormonales asociados a él.

¿Qué te han parecido estos consejos? Sin duda, cada uno de ellos tiene la misión de motivar y darle una estructura a tu día, lo que tanto a corto como a largo plazo podría darte grandes beneficios tanto físicos como mentales y emocionales. Quizá este es el momento perfecto para irlas incluyendo poco a poco en tu rutina y descubrir cómo respondes a estos nuevos hábitos ¡Nunca es tarde para comenzar!

Etiquetas: