Inicio » Salud » Beneficios del aceite de coco: 10 razones por las que necesitas este básico de despensa

Beneficios del aceite de coco: 10 razones por las que necesitas este básico de despensa

El aceite de coco guarda una gran cantidad de beneficios para los seres humanos. Te hemos reunido un par de ellos para que este forme (...)

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
Si hay un producto que nunca puede faltar en tu alacena, es el aceite de coco; se trata de un ingrediente versátil y nutritivo que puede cumplir diferentes tareas, tanto dentro como fuera de la cocina. Tan solo para los años 2020 y 2021, se proyectó un volumen de producción y consumo de 3.44 millones de toneladas métricas de aceite de coco, y aunque su uso más común es en la preparación de alimentos, sus propiedades lo hacen apto para ser utilizado en el cuidado de la salud: ¡Descubre las 10 razones por las que necesitas este básico de despensa!

Es antibacteriano

La mitad de los ácidos grasos del aceite de coco son ácido láurico, un componente que tiene la capacidad de matar bacterias, virus y hongos, reduciendo de esta manera el riesgo de padecer infecciones. De forma cutánea, protege a la piel de potenciales enfermedades, mientras que su ingesta previene infecciones por cándida y aquellas enfermedades ocasionadas por patógenos dañinos.

El aceite es bueno para los músculos

Aceite de coco con unos cocos alrededor
Shutterstock

Los triglicéridos de cadena media que se encuentran en el aceite de coco se distinguen por darle al cuerpo la capacidad de gastar energía y quemar calorías, favoreciendo de esta forma la generación de masa muscular. Es por esto que este tipo de componentes se encuentran en los suplementos, y muchos expertos recomiendan añadir 3 cucharadas de este aceite a los suplementos de generación muscular, pero también pueden ser aprovechados integrando el aceite de coco a las recetas diarias.

Podría prevenir el Alzheimer

El cuidado de la memoria y la prevención contra enfermedades relacionadas con la salud cerebral ha sido uno de los beneficios que la ciencia ha podido comprobar con respecto al consumo de aceite de coco. Durante la digestión de los triglicéridos de cadena media, el cerebro crea su propia insulina; esto, en pacientes con Alzheimer, resulta en una fuente de energía que ayuda a reparar la función cerebral y mejorar la salud de los pacientes con esta enfermedad.

El aceite de coco mejora la digestión

Shutterstock

La búsqueda de una mejor salud es una de las razones por las que el aceite de coco nunca puede faltar en tu alacena; de acuerdo con la ciencia, este ingrediente contribuye a la absorción de vitaminas, calcio y magnesio, mejorando el proceso digestivo desde los primeros días de consumo. Además, el aceite de coco tiene la misión de eliminar las bacterias nocivas para el organismo y evitar el riesgo de padecer candidiasis, una condición que resulta, en la mayoría de los casos, en inflamación y mala digestión.

Puede prevenir el cáncer

La ciencia parece respaldar el uso del aceite de coco tanto en la prevención del cáncer como en su tratamiento; se cree que, al llevar una dieta cetogénica se inhibe el crecimiento de tumores, que no pueden consumir la energía producida por las cetonas. Los triglicéridos de cadena media también son un factor determinante para la eliminación de bacterias específicas ligadas a la aparición de varios tipos de cáncer, como el de estómago.

Este aceite ayuda a mejorar la salud bucal

Tipo de aceite de coco
Shutterstock

Hay más opciones que la pasta dental para mejorar la salud bucal; de hecho, el aceite de coco es utilizado para liberar a la boca de todas las bacterias que producen enfermedades periodontales. Gracias al aceite de coco, las bacterias pueden separarse de las superficies bucales, con lo que se reduce significativamente el riesgo de padecer enfermedades que afectan el estado de las encías.

Alivia los síntomas del eccema

En el caso de infecciones  o enfermedades cutáneas, como el eccema, el aceite de coco se presenta como una opción natural para prevenir las infecciones y conseguir un alivio por medio de la hidratación y la humectación de la piel. Una de las ventajas que ofrece el aceite de coco en los casos de eccema es, además de matar las bacterias y reducir la inflamación,  es un ingrediente que puede ser utilizado por prácticamente todas las personas.

Es útil para aliviar los síntomas de la artritis

Aceite de coco en frasco
Shutterstock

Las personas que padecen artritis pueden verse beneficiadas por el consumo de aceite de coco, un dato que ha sido respaldado por al menos dos estudios científicos en la última década. Los casos clínicos analizados han mostrado que los antioxidantes presentes en el aceite de coco favorecen el proceso de desinflamación, incluso más que el producido por la medicación, así como el de disminución de dolor.

Fortalece los huesos

Hasta ahora, únicamente se han realizado estudios en animales para tratar de comprobar la teoría de que el aceite de coco protege la salud ósea al neutralizar los radicales libres (que ocasionan daño en los huesos). Estos estudios han resultado ser bastante prometedores, ya que se ha podido demostrar que el consumo de aceite de coco ayuda a aumentar la densidad ósea y a mejorar la estructura de los huesos.

El aceite de coco es un desodorante natural

Shutterstock

Esto es una buena noticia para las personas que padecen de alergias a los compuestos de los desodorantes comerciales o que desean potenciar los efectos de estos para combatir los malos olores. Las propiedades antibacterianas de este aceite humectan la piel y la liberan de las bacterias y hongos; todo esto, sin producir un olor distintivo y ofreciendo una alternativa natural para las personas que desean evitar los químicos.

Etiquetas: , ,
Continua artículo relacionado