Inicio » Hoy » 5 malos hábitos que sabotean la pérdida de peso

5 malos hábitos que sabotean la pérdida de peso

¿Quieres perder algunas libras? Estos son los 5 hábitos que impiden la pérdida de peso ¡Descubre cómo evitarlos en tu vida!

Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • De acuerdo con los CDCs, perder al menos el 5% de grasa corporal podría ser benéfico para la salud
  • La pérdida de peso implica la adopción de mejores hábitos de alimentación y ejercicio
  • ¡Conoce 5 hábitos que estarían saboteando la pérdida de peso!

¡Te contamos cuáles son los hábitos que impiden la pérdida de peso! Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, perder al menos el 5% de la grasa corporal podría ayudar a tener una mejor salud, regulando la presión arterial y previniendo enfermedades como la diabetes tipo 2.

A pesar de que el principal consejo para tener un peso saludable es la adopción de hábitos de alimentación saludable y actividad física de moderada a intensa, existen conductas que podrían sabotear la pérdida de peso: ¡Conoce cuáles son las más importantes!

5. Hábitos que impiden la pérdida de peso: No dormir bien

Hábitos que impiden la pérdida de peso
Shutterstock

Los profesionales médicos han podido comprobar que los hábitos de sueño influyen directamente en el bienestar de una persona, no solo en el aspecto mental, sino también en el físico. De acuerdo con la ciencia, la falta de sueño es un factor que juega en contra de la pérdida de peso y suele ocasionar aumento de grasa corporal.

Incluso si una persona está en un déficit calórico y realiza ejercicio con regularidad, dormir menos de 7 horas diarias sería contraproducente para perder peso, pues dormir muy poco está asociado con un desbalance hormonal que resulta en una menor sensación de saciedad que resulta en el consumo de alimentos más ricos en calorías.

4. Saltarse comidas

Hábitos que impiden la pérdida de peso
Shutterstock

Uno de los hábitos que impiden la pérdida de peso progresiva es saltarse comidas, en especial el desayuno. Si esto ocurre ocasionalmente, el impacto podría ser leve, pero cuando es un hábito recurrente, el metabolismo se ve afectado desde las primeras horas del día.

Cuando una persona no desayuna, es más probable que sienta hambre con el transcurso de las horas, lo que lleva a consumir alimentos que no están planeados o que son altos en calorías, grasas y azúcares. Esto, sin duda, evitará conseguir un déficit calórico y hará más lento el proceso de pérdida de peso.

3. No tomar suficiente agua

Beber agua
Shutterstock

¿Sabías que la deshidratación aumenta la sensación de hambre? Esto es un dato muy importante que podría explicar por qué no estás alcanzando tus metas en cuanto a perder peso se refiere, y es que la falta de agua en el organismo afecta las funciones básicas del cuerpo, dando como resultado un indeseado aumento de peso.

La cantidad de agua que cada persona debe consumir dependerá de su edad, peso y estilo de vida, pero siempre es necesario procurar una buena hidratación. Esto se debe a que, cuando el cuerpo no está hidratado, recurre a almacenar agua, hecho que deriva en un aumento de peso, incluso cuando no se trate de grasa corporal.

2. Comer demasiados snacks: Uno de los hábitos que impiden la pérdida de peso

Hábitos que impiden perder peso
Shutterstock

Los snacks no son malos; de hecho, las colaciones suelen recomendarse para evitar que las personas que se encuentran realizando un régimen alimenticio no tengan sensación de hambre durante el día. Sin embargo, si se consumen demasiados snacks, aumenta la cantidad de calorías consumidas al día.

Al acumularse, también lo harán las libras; por eso, se recomienda llevar una alimentación consciente que contemple el consumo de colaciones programadas, siempre y cuando estas se apeguen al plan alimenticio y aporten los nutrientes necesarios para que el cuerpo funcione de forma adecuada.

1. Comer demasiado rápido

Comer rápido
Shutterstock

Otro de los hábitos que impiden la pérdida de peso es comer demasiado rápido; ya sea por estrés o por una situación emocional, las personas que ingieren grandes bocados en poco tiempo son más propensas a aumentar de peso, y esto se debe a que el cerebro requiere de suficiente tiempo para procesar la señal de que se encuentra satisfecho.

Esto toma alrededor de 20 minutos; por eso, las personas que comen demasiado rápido tienden a sentir una menor saciedad y, en consecuencia, llegan a ingerir más alimentos y más calorías que, a largo plazo, evitan la pérdida de peso gradual.

Continua artículo relacionado